Cleopatra, una faraona fea

De todos los mitos históricos pocos, muy pocos, son tan machistas como el de Cleopatra (y ya tiene mérito, tú)

Cuando pensamos en la última reina de Egipto, a todos nos viene a la memoria la maravillosa Elizabeth Taylor. La hermosísima y lujuriosa mujer capaz de seducir al hombre más poderoso de su tiempo y a su inmediato sucesor, la nifómana glamourosa que supo convertir la corte alejnadrina en la capital de los placeres a la que ningún hombre sensato podría resistirse.

Cleopatra es una mujer que fue capaz de sobrevivir una infancia entera en la turbulenta corte alejandrina (casi ninguno de sus hermanos pudo decir lo mismo) y siendo apenas una cría de 17 años consiguió el trono apesar de la oposición de los más importantes hombres de Alejandría y sedujo a todo un Julio César que se acababa de convertir en el hombre más poderoso del Mediterráneo. ¿Cómo pudo una mujer conseguir sobrevivir allí donde tantos hombres (alguno de ellos, incluso inteligente) morían como moscas? Sólo existe una posible respuesta ¿no? debió ser increíblemente hermosa, el único atributo que una mujer puede poseer ¿verdad?

Pero entonces… ¿por qué sus contemporáneos insistían en destacar que era más bien feucha la pobre?

A lo mejor va a ser que tenía un poco de inteligencia y todo.

Moneda de Cleopatra en la que podemos comprender

a lo que Cicerón se refiere cuando habla de su nariz.

Las pocas imagenes que tenemos de ella en bustos y monedas no nos deberían servir para hacernos una idea de su belleza, ya que esta es relativa y cultural y es posible que a sus contemporáneos les pareciera hermoso un rostro que, desde luego, a nosotros no nos lo parece. Pero es que no existe ningún testimonio de Cleopatra en el que haya sido descrito como guapa. Parece ser que principalmente a causa de su nariz. Cicerón, que la conoció en persona, dijo una vez “si la nariz de Cleopatra hubiera sido más pequeña, habría conquistado el mundo”. Lo que de otra forma podríamos decir: si hizo todo lo que hizo siendo fea ¡imaginaros si encima llega a ser hermosa!

Destacan sin embargo, incluso los que más la odian, su impresionante cultura e inteligencia. Que sepamos, Cleopatra llegó a hablar al menos seis idiomas, y discutía con profundidad sobre filosofía, historia y, cómo no, política. Tenía además una personalidad increiblemente atractiva. Vale que no fuera hermosa, pero era una mujer con la que cualquier persona culta se sentía agusto. Y esto lo reconocen incluso, como ya hemos dicho, aquellos que más la odiaban.

Alejandría en tiempos del Imperio Romano, aparte del edificio en honor de César y el cementerio romano, no tenía muchos cambios con los tiempos de Cleopatra.

El Egipto de Cleopatra era la nación más rica del Mediterraneo, pero su poderío militar no estaba en consonancia con su economía… y eso era algo bastante peligroso cuando tienes como vecinos a los romanos. La principal debilidad del reino nacía de su división entre griegos y egipcios que se odiaban mutuamente. Se hacía imprescindible una reconciliación entre ambos pueblos que pudiera permitir al país del Nilo ofrecer una resistencia seria contra el imparable ascenso de Roma.

Quizás obligada por las circunstancias, o quizás por un genuino espíritu político, Cleopatra representaba en sí misma esa reconciliación entre los dos pueblos. Siendo griega, le hablaba a los egipcios en su propio idioma (fue la primera descendiente de Ptolomeo que aprendió a hablar egipcio). Siendo de tez blanca, vestía con las prendas tradicionales egipcias. Siendo Reina de Egipto, asumió los antiguos títulos faraónicos. Esto le granjeó la adoración de los egipcios… y la aniversión de Alejandría.

Recreación de la Torre de la isla de Faros, primera de su clase y que

daría nombre al resto de torres destinadas a ayudar al tráfico naval.

El Museo (nombre que deriva de las musas) daría también nombre a

este tipo de edificios.

Era Alejandría la ciudad más maravillosa del mundo (se cree que duplicaba la población de Antioquía y casi triplicaba la de Roma). Dotada de una impresionante Torre en la isla de Faros (una de las siete maravillas del mundo), con su Museo equipado con la mayor biblioteca del mundo, con sus dos puertos (los más activos del mundo, con carriles flotantes que permitieran gestionar efectivamente el intenso tráfico).

Pero era también un costoso parche sobre Egipto. Una colonia macedónica, griega, sobre tierra extranjera. En Alejandría los egipcios tenían prohibido residir. Alejandría pretendía actuar como si fuera una inmensa ciudad-estado, una ciudad que dirigía, sometía y esclavizaba a Egipto, el país más antiguo y más rico del Mundo Conocido. Sin la gran carga que significaba la población de alejandría, Egipto sería el país con mayor excedente alimenticio de su tiempo. A causa de Alejandría, los egipcios muy amenudo padecían hambre.

La crisis sucesoria que enfrentaba a Cleopatra con su hermano amenazaba con derivar en una guerra civil entre alejandrinos y egipcios. Una guerra que, por cierto, Cleopatra tenía todas las de perder. Al fin y al cabo, el ejército estaba en manos alejandrinas.

Entonces fue cuando Julio César apareció en escena. El Gran Hombre llegaba a Alejandría persiguiendo a su rival Pompeyo Magno, al que acababa de derrotar definitivamente en Farsalia. Aparecía por lo tanto como el hombre más poderoso del Mediterráneo. Una fuerza absolutamente capaz de desequilibrar la situación en Alejandría… y totalmente dispuesto a hacerlo en su propio provecho.

Lógicamente, ambos bandos intentaron ganarselo para su causa pero, como es sabido, al final fue Cleopatra la que consiguió seducirle. Y, si hemos visto que la reina no destacaba por su belleza, cabe preguntarnos como lo consiguió.

César era un hombre libidinoso. Era consciente de su grandeza, y se creía con derecho a todo y Cleopatra no fue precisamente la primera princesa a la que conoció íntimamente, incluso tenía un rey en su lista de conquistas. Es posible que aunque no fuera atractiva, César considerara que dormir con ella era una especie de obligación viril para él. Sus soldados dormían con las esclavas que habían capturado en la batalla, él dormía con las princesas.

Por otra parte, era un gran seductor, la lista de sus conquistas amorosas es todavía más larga que la de sus conquistas militares. Apesar de que casi le triplicaba en edad a Cleopatra, y que no es que fuera particularmente guapo, César era un hombre tremendamente atractivo. Probablemente, y esto es especulación mía, a causa de esa seguridad en sí mismo que siempre demostraba. Existe la posibilidad de que realmente la jovencísima Cleopatra que, probablemente, había conocido a muy pocos varones en su vida, se enamorara de él. Además, César ya recibía en el Oriente un trato de dios en la tierra, y Cleopatra como faraona sólo podía compartir lecho con otro dios como ella. La lista de dioses vivos en el Mediterráneo no era muy elevada.

No parece extraño que Cleopatra y César pudieran compartir algunas noches. Pero su amorío fue mucho más allá. En un momento en que los enemigos de César se estaban reagrupando para acabar con él, se dedicaron a recorrer el Nilo en un placentero crucero. Y cuando César viajó a Roma, Cleopatra no tardó mucho en acudir hasta allí. Y César siguió visitándola para escándalo de sus compatriotas y despecho de su esposa romana. No era César un hombre que tuviera problemas para conseguir satisfacer sus bajos instintos, así que si iba a visitar amenudo a aquella jovenzuela feucha y extremadamente delgada, por algo debía ser más allá del puro instinto sexual. Probablemente valorara en ella su increíble cultura e inteligencia, que hasta sus enemigos ensalzaron. Posiblemente incluso estuviera enamorado.

Políticamente la alianza entre César y Cleopatra era muy prometedora. Simbolizaba la unión entre Oriente y Occidente, y la garantía de que no habría más guerras en el Mediterraneo. Egipto aseguraba el suministro de trigo a Roma y Roma aseguraba la paz en Egipto. Por si fuera poco, Cleopatra tuvo un hijo con César, el único varón que tuvo el Gran Hombre.

Pero la muerte de César no llegó mucho después y Cleopatra tendría que volver a Egipto. Una nueva guerra civil amenazaría ahora a la República Romana y, tras acabar fácilmente con los asesinos, dos nuevos hombres aspiraban a ocupar el lugar de César.

El jovencísimo Cayo Octavio (que adopta el nombre de Julio César Octaviano y que más tarde sería conocido como Augusto) es el heredero legal de César. Marco Antonio era conocido como la mano derecha del dictador y es el hombre al que conocen y adoran sus soldados.

Mientras la gran potencia mundial se enfrenta consigo misma, la segunda potencia no podía quedar al margen. Cleopatra volverá a tomar un bando, Marco Antonio, y volvemos a encontrarnos con la incógnita sobre lo que debió pasar entre los dos. Políticamente la alianza parece idónea, Cleopatra tenía el dinero que Marco Antonio necesitaba para financiar su guerra civil. Y Marco Antonio parecía claramente superior a ese mocoso que había demostrado carecer de capacidades como militar.

Moneda con Marco Antonio y Cleopatra.

En lo personal, Marco Antonio no era César. Carecía de su atractivo físico e intelectual (aunque con su gran altura y corpulencia, es posible que fuera interesante). Por su parte, Cleopatra era más adulta y experimentada de lo que lo fuera con César. El resultado fue que si César era siempre el que parecía controlar la situación incluso en su vida en pareja, Cleopatra supo manejar con gran facilidad al muy inferior Marco Antonio. Si César y Cleopatra habían vivido en Roma, Cleopatra y Marco Antonio vivirían en Alejandría.

Sin embargo el romano tenía sus virtudes, parece ser que sabía ser tremendamente divertido cuando quería, y era capaz de hacer reir a cualquiera. Era además un competente militar y sus soldados le adoraban. No sabemos si Cleopatra efectivamente se enamoró de él. Aunque sí es evidente que Marco Antonio sí lo estaba.

Octavio no era un gran general, pero sí que era un gran político y si no sabía dirigir ejércitos, sí que sabía elegir a las personas adecuadas para ello. Con gran habilidad, consiguió desprestigiar a su rival principalmente por medio de Cleopatra. Es aquí donde nace la leyenda de Cleopatra. Se le inventan decenas de amantes (en realidad, los únicos amantes que le conocemos a Cleopatra son César y Marco Antonio) y se crea toda la atmósfera de glamour lujurioso que ha sobrevivido hasta la actualidad.

Tras una breve contienda, Marco Antonio es derrotado y tanto él como Cleopatra acaban por suicidarse. Octavio Augusto sería el primer emperador romano digno de tal nombre y Egipto se convertiría en una propiedad personal suya.

MÁS SOBRE MUJERES EN LA HISTORIA

Anne Bonny y Mary Read, mujeres y piratas

Isabel la Pech… ¡la católica!

Estudiando la Historia: La Historia de género

Laustic (el ruiseñor)

Lucrecia de León, una soñadora contra Felipe II

Marry Wollstonecraft y Percy Shelley, la libertad política y sexual

Safo, la primera de las décimas musas

MÁS SOBRE LA ANTIGUA GRECIA

Sócrates se defiende, versión de Platón

Safo, la primera de las décimas musas

La batalla de las Termópilas y los… ¿300?

La Anábasis, o la marcha de los diez mil

Alejandro se presentó ante Tiro

Tebas, la ciudad griega que derrotó a Esparta

About these ads

24 respuestas a Cleopatra, una faraona fea

  1. Dante dice:

    Buen post, ya se echaba de menos algo de esto ^^

  2. Johansolo dice:

    Ha esta le pasaba lo que a Claudio (o al menos a la visión que tengo yo del Claudio de Robert Graves (novela y serie)) o mejor dicho, a Claudio le pasaba lo que a Cleopatra.

    ¿Para cuando un “review” sobre Claudio?

    Por cierto, sobre deformes famosos en la antiguedad. En alguna parte he leido o visto que al parecer Pericles tenía un cabezón de mucho cuidado alargado y algo deforme. El escultor que hizo el famoso busto suyo lo hizo con el casco echado hacia atrás para tapar el craneo y así poder ser fiel a la “verdad” y no contrariar a Pericles. ¿Es eso cierto o solo otra leyenda?

  3. Tiberio dice:

    Pues, igual algún día escribo sobre Claudio :D

    Como adelanto, te diré que Yo Claudio (que por lo demás, me encanta) se basa en la “Vida de los doce césares” de Suetonio. Y Suetonio era un descendiente de familia senatorial de rancio abolengo perjudicada por los césares. Personalmente lo que cuenta Suetonio a mi me parece totalmente inverosimil, no sólo no se contrasta por ningún otro autor, sino que además es ridiculo que todos fueran tan malos :D.

    La novela y la serie de televisión que se basa en ella dejan relativamente bien a Augusto y a Claudio, pero eso es aportación de Graves, para Suetonio Augusto era un criminal sediento de sangre y Claudio un tonto pero muy tonto.

    En realidad, Claudio fue uno de los mejores emperadores de Roma. Tan tonto no debió ser (aunque sí parece que en su infancia sufrió de tartamudez, algo que como bien sabemos no tiene nada que ver con su inteligencia)

    Respecto a lo que cuentas de Pericles, la verdad es que no tengo ni idea :D, pero es verosimil. Pericles era un hombre de mucho orgullo y muy mal genio, y en aquella Atenas no habría sido posible hacer una reproducción suya que disfrazara ningún defecto tan evidente. Lo del casco podría haber sido una solución ideal :)

  4. Johansolo dice:

    ¡Ouch! ¡He empezado el comentario anterior escribiendo mal!

    Trataré de recordar o buscar lo de la anécdota del busto de Pericles a ver lo fiables que son sus fuentes, pero siempre me pareció curioso que todos los bustos de personajes famosos de la antiguedad iban sin casco ni nada excepto Pericles.

  5. Laia dice:

    ¿Se sabe quién provocó el primer incendio que afectó a la biblioteca de Alejandría?
    Por cierto, ¿qué tal la estancia en Barcelona? Saludos :)

  6. Tiberio dice:

    Hola Laia!

    El incendio se produjo durante una de las batallas (aunque quizás la palabra “escaramuzas” sería más adecuada) que luchó César por el control de Alejandría y para asegurar el gobierno de Cleopatra.

    Seguramente la quema de gran parte de la mítica biblioteca se produzco por accidente. No se me ocurre ningún motivo por el que ninguno de los dos bandos estuviera interesado en provocar tal catástrofe y la biblioteca no parece que tuviera ninguna función estratégica. Por otra parte, eso es lo que afirman los historiadores antiguos, que fue un accidente fruto de los combates.

    Barcelona es maravillosa, supongo que es el tipo de ciudad que o la odias o te enamora. Yo estoy en el segundo grupo :)

    Es curioso porque yo llegué con bastantes reservas, de hecho vine con dos noches de hotel y una entrevista de trabajo y me pasé el viaje pensando que seguramente me volvería en unas semanas. Pero simplemente el primer viaje que hice en metro decidí que me iba a quedar aquí… ¡y hasta ahora! :D

  7. CLAUDIA MARIANA FLORES RUIZ dice:

    hola
    SABÍAN QUE CLEOPATRA CAUSÓ UNA GUERRA POR SU NARIZ PERO NO SE EN QUE SIGLO

  8. Cleopatra dice:

    creo que es absurdo hablar de la fealdad de Cleopatra, es simplemente ridiculo!! a caso alguien conocio a Cleopatra como para hablar de su “supuesta” fealdad??
    y si ella fue hermosa????..
    La verdad, yo pienso ke a demas de su inteligencia y su desempeño en el manejo de su reinado.. ella con su belleza logro conkistar muchisimos corazones..
    lo de la moneda..la verdad…como podrian pintar sobre el hierro algo perfecto??

  9. Tiberio dice:

    Hola Cleopatra!

    Hombre, no, no tengo el placer de conocer a Cleopatra en persona :)

    Pero mucha gente sí la conoció. Y ningunod e ellos la definió como hermosa, en cambio otros como Cicerón dejaron claro que no era muy agraciada la chica. No se trata de que yo, que no la he visto nunca, me haya inventado que sea fea, es que otros muchos que tampoco la conocieron son los que se inventaron su belleza :)

    Sobre la moneda, no es fiable desde luego. Pero no por la calidad del tallado (que de hecho es bastante elevada) sino porque los gustos estéticos son algo que han variado mucho con el tiempo y muchas mujeres que fueron consideradas hermosísimas en su época ahora no serían reconocidas como tal.

    un saludo!

    • Carles Vila dice:

      Si Cicerón dijo “Si la nariz de Cleopatra hubiera sido más pequeña,hubiera conquistado todo el mundo”,también se puede entender que poseía una innegable belleza a pesar de tener una nariz desproporcionada que pudiera desharmonizar un tanto su rostro.Pero bueno,también está la variabilidad de los cánones según época y cultura;y finalmente,la percepción última y sesgada en base a la subjetividad de cada individuo,que imagino es algo presente en todas las épocas.
      A mí,por ejemplo,Liz Taylor ni fu ni fa…

  10. CESAR dice:

    ES UNA HISTORIA MUY INTERESANTE

    QUE ME GUSTARIA ENFOCARME MAS EN ELLA

  11. CESAR dice:

    SOY CESAR VALENCIA QUIROZ
    VIVO EN CHOIX Y ESTOY BIEN GUAPO ADIOS Y GRACIAS POR SUS COMENTARIOS
    BBYE TE KUIDAZZZZ CLEOPATRA
    MUA MUSHOS VECTOS
    ADIOS MI REYNA
    PRECIOSA

  12. armando dice:

    ay cleopatra
    silla te reconoci en la pelicula
    de scoooby doo
    y pareces mongola
    jajajajaaj
    que mongola la cleopatra
    bye
    te kuidazz cleopatra
    que te apesta la pata
    a chorizzo muerto jajajjajajajajajjjajajajjajaj pero no se por k eres reina pareses payasa cuando te manquillas mmmmmmmmmmmmmmmmmm adios fea. att.armandoquiroz1

  13. anonimo dice:

    hola!
    cuando yo me entere que leopatra era fea, me puse a envestigar que haci lo era.
    todos creia que era hermosa, pero al parecer asi no lo es.
    me decepsione vastante, pero igual por otra parte me dio risa ya que mi hermana decia que era su hija.
    y la hija es aun mas de fea jajajaja
    pero igual hay personas que aun no saben que ella era fea narizona, etc
    pero lo que aun hay que decir que ella era bondadosa y era amable.
    para las personas que hablan cosas de que ella provoco una guerra por su nariz no lo crean por que, quien nos asegura eso, una niña ingreida, hasta talvez una tremenda mentirosa
    y las personas que se pregunten quien soy yo para hablar, mas encima como anonima, yo soy una seguidora de cleopatra y me puse de anonimo, para que no sepan ustedes realmente quien soy.
    por como esta el mundo ahora, y a la que escribio mas arriba creo yo que a bo te apesta las patas, y mas encima tarada ella era reina por sus desendentes, y en la antiguedad no elegian reinas ni reyes si no a los hijos de ellos mongola estupida.

    y si la clopatra pudiera leyer esto le diria lo mucho que la aprecio

    viva clopatra………

    …………..anonima……………

    ……bye…….

    ……………………………..cuidense esepto la mongola que le escribio antes que yo…………………….

    …………besitos……………….

  14. dh dice:

    waoooo increible entonces la belleza de cleopatra era interna es lo que quiere decir yo siempre pence que de veras era bella peroparecia una cosa rara… bueno mujer perfecte no existe no podia se hermosa e inteligente despues de todo no somos perfectos ningunos…

  15. juan dice:

    yo quiero saber quien fue ciceron cuanto antes!!!! grax

  16. alfredo dice:

    ella no es fea y el titulo q le pusieron no va con ella cleopatra era una faraona no cualquiera para q le digan FEA alfredo

  17. ivan dice:

    la historia es simplemente la historia la verdad es que hay mucho por conocer y muchas cosas que nunca sabremos si cleopatra era fea o bonita realmente tiene mucho que ver la historia que conociamos hasta ahora era una y ahora es otras y manana talvez sea diferente.es mejor pasar esta vida escuchando y mirando por que estamos muy bulnerables a los medios unos dicen y otros demiente y entonce aquien le creemo?..no nos afanemos aprendamos lo que nos pongan para aprender hasta que llegue nuestro fin. con relacion a la historia queda mucho por hacer y descubrir .

  18. Domingo dice:

    Si os apetece una muy buena biografía de Cleopatra, buscad el libro de Christoph Schäfer, titulado precisamente “Cleopatra”. Lo publicó en español en 2077 la editorial Herder. Su ISBN es 978-84-354-2520-0

  19. you dice:

    El texto esta insinuando o diciendo claramente,que el unico atributo que puede tener una mujer es la belleza? Esa mentalidad es gente retrasada. Las mujeres valen por lo que son, personas, no simples objetos.

  20. Tiberio dice:

    ¡Todo lo contrario!

    Estoy criticando el hecho de que una mujer que era más bien fea pero muy inteligente haya pasado a la historia como si hubiera sido bellísima aunque quizás no muy lista.

    Lee el texto con más calma, por favor. Creo que lo has entendido exactamente al revés.

  21. Cleopatra Fue nuestra Filòsofa, y la primera mujer que enfrento al Gran Imperio Romano (Iglesia Catòlica), los Griegos originarios, que conocemos la historia real, utilzamos AC Antes de Cleopatra o DC Despues de Cleopatra. Este muchacho Jesùs, es la misma historia que Papa Noel. Nuestro ancestro Plutarco, nunca lo registro, porque fue propaganda de los Hebreos, como Pablo de Tarso. Las Religiones son la Caverna. El Comunismo y Fascismo tambien son Religiones, asi que tampoco los apoyamos. Volver a la Grecia Clàsica, la cuna de la Civilizaciòn, antes solo habìa Mitologìa y Ciencia Ficciòn.

  22. [...] Historia: Cleopatra una faraona fea, el verdadero perfil de Cleopatra, La Reina de Egipto, Secretos de belleza de Cleopatra, Cleopatra [...]

  23. Bianca dice:

    Qué interesante lo que nos informas Phatouros Dertouzos! Nunca se me había ocurrido que Cleopatra VII enfrentó a la Iglesia católica. Será porque murió antes de que su fundador naciera y siglos antes de que el cristianismo fuera declarado religión oficial del imperio romano por el emperador Constantino…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: