La otra cara de Wiston Churchill

El 24 de enero de 1965 fallecía Wiston Churchill, el político fetiche de la derecha que dirigió el Imperio Británico durante los decisivos momentos de la Segunda Guerra Mundial. En la Wikipedia podéis encontrar una biografía bastante completa sobre él.

Churchill fue uno de los grandes estadistas del sXX. Es muy posible que sin su cabezonería, su carisma y sus hábiles discursos los británicos se hubieran rendido ante la Alemania Nazi. Resulta dificil imaginarse a ningún otro político británico de la época intentando conseguir lo mismo. No es mi intención negar lo evidente ni reducirle el gran mérito que, sin duda, tiene.

Lo que yo pongo en duda no es su valía, sino sus intenciones. Durante las últimas décadas hemos asistido a la progresiva elevación de la figura de Wiston Churchill, hasta el punto de que prácticamente se nos muesta como un héroe de la democracia. Y sin embargo, yo creo que no fue tanto.

Hasta la Primera Guerra Mundial, el gobierno británico estaba regido por una poderosa oligarquía liberal, una especie de transición entre el gobierno aristocrático y la verdadera democracia. Todos los políticos eran de familias poderosas, y la mayoría de ellos, nobles. Wiston Churchill, probablemente, fuera el último de estos políticos. Hijo de un noble y una millonaria, fue educado desde niño para ser un hombre de estado, y no cabe duda de que su gran cultura geográfica y diplomática fue una fuerte ventaja para los aliados cuando se vieron envueltos en un conflicto de alcance mundial.

Las circunstancias en las que se vivió le forzaron a convertirse en una especie de paladín de la democracia. O, al menos, a proyectar esa imagen de sí mismo. Esta es la visión de él que trasmiten sus memorias, libros de caracter enciclopédico que con gran habilidad muestran únicamente su mejor cara disimulando sus lados más oscuros. No es nada que deba sorprendernos, estamos hablando de libros escritos por un político sobre su propia gestión ¿qué podría esperarse? Sin embargo, tampoco debemos leerlo de una forma acrítica ni creernos lo que nos cuenta, algo que, desgraciadamente, se está volviendo demasiado habitual.

A Churchill no le importaban los desmanes ni las brutalidades nazis, únicamente buscaba el interés del Imperio Británico o, para ser más exactos, el de su propia clase adinerada. Disfrazándolos de lucha por la democracia, Churchill llevó a cabo siempre una política destinada a destruir a aquellos que amenazaban tales intereses, disfrazándolo primero de lucha contra el comunismo, luego contra los nazis, y luego otra vez contra el comunismo. Algunos ejemplos que, creo, lo demuestran:

  • Ya antes de la Primera Guerra Mundial encontramos a un joven Churchill que, como ministro de Asuntos Internos, impidió a los bomberos apagar un edificio incendiado en el que se habían refugiado un grupo de anarquistas porque no estaba dispuesto a permitir que buenos ciudadanos británicos arriesgaran su vida por salvarles.
  • Después de la Primera Guerra Mundial, Churchill fue uno de los mayores sostenedores de la guerra civil rusa, prestando un considerable apoyo a la causa de los rusos blancos que se enfrentaban a los bolcheviques. No se trataba de una lucha por la democracia. Los democratas rusos no recibieron ninguna ayuda, los que lo recibieron fueron los rusos blancos, zaristas, que estaban ejerciendo una salvaje y sanguinaria represión contra grandes masas de campesinos desarmados mientras que los bolcheviques (todavía) no habían dado muestras de autoritarismo.
  • Durante la Huelga General de 1924, parece ser que Churchill quiso utilizar ametralladoras contra los mineros, si bien, afortunadamente, su propuesta fue desatendida.
  • Wiston Churchill declaró siempre en público su admiración hacia el régimen fascista de Mussolini, del que llegó a elogiar la forma como luchaba contra las organizaciones obreras. Su enemistad con él vino únicamente de la alianza entre Italia y Alemania.
  • Pasaré por alto sobre sus decisiones durante ambas guerras mundiales, apesar de que muchos son muy criticables (su participación en la destrucción del Lusitania, con miles de civiles abordo incluyendo ciudadanos británicos; el bombardeo de Dresde; la colaboración con la bomba atómica; la propuesta de invadir Noruega y Suecia, países no beligerantes…) Porque, la verdad, las circunstancias eran las que eran. Entiendo que una guerra tan dura como la que estaban viviendo dificultaba mucho mantener la cabeza fría.
  • Fue uno de los ideólogos de las grandes deportaciones de población que se produjeron tras la Segunda Guerra Mundial y que provocaron miles de muertes (y millones de personas desarraigadas)
  • Manifestó toda su vida un profundo elitismo y despreció cualquier tipo de reforma que implicara una mejora en campos como la educación o la seguridad social.
  • Acabada ya la guerra, Churchill provocó un golpe de estado en Irán e introdujo al Imperio Británico en inútiles guerras coloniales que únicamente sirvieron para producir miles de muertos

Todos estos gestos a mi me parece que demuestran que la fachada democrática de Churchill no era nada más que una maniobra política, una imagen que necesitaba para conseguir el apoyo de su propia población y de los Estados Unidos.

MÁS SOBRE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

La II Guerra Mundial, la mafia, los yankees y la Guerra Fría

La Gran Guerra Patriótica

Chequo-Eslovaquia, la frontera de velcro

Y Francia se rindió…

El día en que Francia y el Reino Unido pudieron convertirse en una sola nación.

Midway, el cazador cazado

La batalla de las salchichas

Cómo se ocultó el genocidio judío, incluso en España

10 respuestas a La otra cara de Wiston Churchill

  1. Urox dice:

    Y tambien fue defensor de la “linea dura” en Irlanda, partidaria de desencadenar una autentica guerra para mantenerla “dentro del Imperio” si hacia falta. En la Primera Guerra Mundial se empeño en mantener la campaña de Gallipolli aunque fue un autentico matadero (claro que como los que diñaban eran australianos y neozelandeses…).
    La verdad es que de no haber sido por su papel durante la segunda guerra mundial Churchill habria pasado a la historia como un reaccionario.

    Urox

  2. tiberio dice:

    Y como un inútil, la verdad, porque fuera de la Segunda Guerra Mundial sus intervenciones fueron más bien desafortunadas… La Segunda Guerra Mundial sirvió, eso sí, para que pudiera demostrar su valía como estadista.

  3. Urox dice:

    Si la verdad es que como suele pasar con la historia, uno conoce primero al Churchill de “sangre sudor y lagrimas”, y solo despues cuando profundiza mas se topa con los demas aspectos del personaje. Claro que ningun personaje resiste completamente “impoluto” un buen inscrutinio, pero en Churchil en cantidad lo malo supera con mucho a lo bueno, es la calidad (esos 5 años de la II guerra mundial en que dirigio Inglaterra) lo que le salva como figura historica.
    Los ingleses sabian con quien se la jugaban cuando no le votaron en las primeras elecciones posibles, las del 45. Les gustaba para la guerra pero no lo veian como lider de Paz.;-)

  4. Acabada ya la guerra, Churchill provocó un golpe de estado en Irán e introdujo al Imperio Británico en inútiles guerras coloniales que únicamente sirvieron para producir miles de muertos

    Esto… tanto como introducir… teniendo en cuenta que no era ya jefe de estado…

  5. Tiberio dice:

    Hola Christian!

    Siento decirte que te equivocas🙂

    Churchill perdió las elecciones que se produjeron acabando ya la guerra, pero volvió al poder unos años más tarde. El golpe de estado en Irán se realizó mientras Churchill era otra vez presidente del gobierno🙂

  6. Fran dice:

    Veo que Churchill como que no despierta mucha simpatia, y por lo que veo solamente por ser de ideologia conservadora. Bien pero lo que no se puede es manipular la historia a conveniencia.
    Sin duda siempre tuvo un caracter complicado e impulsivo no lo dudo, pero decir que sus actuaciones malas o dudosas superan a las positivas creo q es no conocer la realidad. No podemos juzgar las acciones como las del Lusitania o Gallipolli o Dresde o la ayuda a los rusos blancos pues son acciones de gobierno en tiempo de guerra. Unas veces salen bien otras mal, como Gallipolli. En cuanto a la persecucion de los anarquistas que ahora por lo que se ve eran unos angelitos y unos democratas de toda la vida pues su represion iba en relacion a la de sus acciones armadas irresponsables e indiscriminadas.
    Veo que no le perdonais su antibolchevismo militante, Claro que facil es decirlo viviendo y aprovechandose de las ventajas del capitalismo, QUIZA SI HUBIERAIS VIVIDO EN UN PAIS DE SOCIALISMO REAL NO PENSARIAIS IGUAL… Aunque la más solemne de las tonterias es que no le importaban los desmanes de los nazis y que solo miraba por los intereses del imperio britanico!!!!! si eso fuera así hubiera aceptado los dos ofrecimientos de paz que le hizo Hitler tras la invasion de Polonia, y la reparticion del mundo entre Alemania e Inglaterra, sin embargo se mantuvo firme y siguió en solitario la guerra ante una Alemania imparable en los momentos más amargos para Inglaterra. Solo eso ya le convierte en un gigante de la Historia. Toda mi admiración para el mejor estadista del siglo XX. “V”

  7. Tiberio dice:

    Hola Fran!

    ¿En qué te basas en que mi aniversión hacia Churchill se basa en el hecho de ser conservador? He dado mis argumentos (acertados o equivocados) sobre el tema, y entre ellos no está el de que fuera conservador ¿de donde lo has sacado tú? ¿Quizás del hecho de que yo sea de ideas izquierdistas?🙂

    No tengo problema en dejar de lado sus acciones durante la guerra (ya lo hice en el artículo, releelo si quieres) ni reconocer su gran talla como estadista (como he hecho varias veces en el artículo, releelo si quieres) pero he listado una serie de rasgos que, creo, demuestran las fuertes carencias democráticas de Churchill. La reacción de un democrata ante gentes antidemocráticas no pueden salirse de la democracia (por muy de izquierdas que sean los rivales)

    Respecto al bolchevismo, a no ser que Churchill tuviera una bola de cristal, no tenían ninguna forma de saber en lo que se convertiría el movimiento soviético unas décadas después. Simplemente es imposible. Y desde luego, no se puede justificar su desprecio a los democratas rusos y su apoyo a los genocidas rusos blancos. Como tampoco puede justificarse su apoyo a Mussolinni o a Franco (este último incluso lo realiza en sus memorias).

    Las ofertas de Hitler eran de rendición. Toda paz pasaba por la destrucción del Imperio Británico como gran potencia, y ese es el verdadero motivo por el que era inaceptable. Insisto en que un señor que aplaudió a Mussolinni y a Franco no puede presumir de principios democráticos por atacar al Hitler al aumentar este el poder del país equivocado.

  8. Robin dice:

    Tiberio, nombre de emperador conflictivo, no se dice “aniversión” sino animadversión.

  9. Dryice dice:

    Saludos
    Muy interesante el artículo.
    Tengo una observación y lo que realmente me interesa, una pregunta.
    La observación es sobre cuando mencionas la propuesta de invadir a los países no beligerantes de Noruega y Suecia. Hasta donde he leído el plan era invadir Noruega solamente. Suecia que era realmente el país no beligerante no hacia falta invadirla. La importancia de Suecia era que sus minas de hierro alimentaban la maquinaria alemana, pero ese hierro pasaba a través de Noruega para poder llegar a Alemania. Es por esa razón que los ingleses tratan de apoderarse de Noruega al principio de la guerra y los alemanes entendiendo la jugada inglesa pican adelante y se la apoderan de primero (para lo que tienen que pasar en primer lugar por Dinamarca). Así es como esas dos naciones se ven involucradas en la guerra, a pesar de que ni siquiera estaban en los planes alemanes originales. Noruega, que realmente es un país ocupado, es un objetivo perfectamente válido.
    Según los estrategas invadir Noruega era una locura al estilo de Gallipolli, pero no porque no tuviese importancia sino por lo dificultad de invadirla exitósamente. Era preferible caer en Francia directamente para abrir el famoso segundo frente europeo.
    Es curioso que el propio Hitler también pensaba que Noruega seria invadida y la reforzó en consecuencia.

    Ahora mi pregunta es sobre qué información tienes sobre que las propuestas de Hitler a Gran Bretaña eran de rendición total y destrucción del Imperio Británico. Lo que yo he leído contradice por completo eso. Hitler propuso tratados de paz que igualaran ambas naciones. Ni siquiera a la Francia que tanto despreciaba y repudiaba quiso destruirla por completo, porque no quería repetir el error de Versalles (en esa época Hitler aún no estaba tan fuera de sus cabales). Mucho menos a Inglaterra, única nación a la cual respetaba y consideraba digna, y con la que no deseaba para nada estar en guerra.

  10. Caballeros, hay un detalle en el cual fue pasado por alto y que quita todos los meritos de churchill volviendolo una persona despreciable.
    “Ese pequeño hombrecito Hindu” Así fue como se refirió a Mahatma Ghandi durante la lucha pacifica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: