La batalla de las Termópilas y los… ¿300?

24 marzo 07

Este es un análisis del cómic y la película desde el punto de vista histórico. Si quieres leer un análisis desde el punto de vista friqui, mejor vete a 300, del cómic a la película. Si quieres leer un comentario político vete a 300, la civilización contra Persia ¿o contra Irán?

De las muchas batallas luchadas en los “pasos calientes”, la más famosa es sin duda la que se libró durante la II Guerra Médica. Desgraciadamente, esta batalla la conocemos casi sólo por lo que escribió sobre ella Heródoto, que nos cuenta algunas cosas dificiles de creer.

El cómic 300 del matrimonio Miller y, por lo tanto, su adaptación al cine se basan en la lectura de Heródoto. Una pena que de la sensación de que no hayan leído nada más.

La historia que nos cuentan y la ambientación con que la rodean tiene muy poco parecido con lo sucedido realmente a principios de aquel sV antes de Cristo. Voy a intentar comparar lo mostrado en 300 con los hechos históricos. Los que no quieran que se les desmitifique la imagen del Rey Leónidas y de los espartanos en general, que no sigan leyendo.

  • ¿”espartanos” o “espartiatas”?. Los espartanos son todos los habitantes de Esparta, los espartiatas son sólo la clase dominante. Leónidas y sus 300 eran espartiatas.
  • Los griegos son la lógica y la razón, los persas lo contrario. En realidad, el Imperio Persa era relativamente benigno. Y desde luego no les daba por quemar ni destruir documentos como se dice en la película. De hecho, los griegos más intelectuales de aquella época eran vasallos de los persas.
  • Los atenienses filósofos. En la película un espartiata llama filósofos a los atenienses. En realidad la misma palabra filósofo es posterior. Fue esta guerra la que le dio a Atenas el prestigio y poder necesario para originar todo su movimiento de pensamiento. Hasta entonces, habían sido las ciudades jónicas, con Mileto a la cabeza, las que habían llevado la iniciativa.
  • La tierra y el agua. Se trataba de la fórmula de sumisión persa. En cualquier caso, era una frase hecha. Evidentemente lo que pedían los embajadores persas que acudieron a Esparta eran un tributo en toda regla.
  • Los embajadores arrojados al pozo. Heródoto nos cuenta que los espartiatas arrojaron dos embajadores persas a un pozo… Pero lo sucedido después resulta bastante menos digno para ellos. Los espartanos se asustaron y enviaron a Jerjes un par de nobles espartanos para que fueran asesinados a su vez como compensación. Jerjes sin embargo, afirmó que él no mataba embajadores. Que eso era propio de salvajes incivilizados.
  • La vestimenta espartiata. No se parece en nada a la real. Ni la militar ni la civil. (modificado) Y, desde luego, los espartiatas no combatían medio desnudos. De hecho eran los más acorazados de todos los griegos.
  • La mujer espartiata. Gozaba de una gran libertad y derechos dentro de lo habitual en aquella época. Pero tampoco exajeremos 🙂
  • Los éforos.Lejos de ser recuerdos degenerados de otros tiempos, eran la institución más democrática de Esparta (no es un gran mérito). Eran elegidos entre los espartiatas, y cualquier espartiata podía ser elegido éforo. Tanto el cómic como la película insisten en que son recuerdos antiguos, de tiempos salvajes y blablabla. En realidad es justo lo contrario, los reyes espartanos es lo que eran un recuerdo de otros tiempos más supersticiosos mientras que la institución de los éforos eran una institución moderna. En tiempos de Leónidas, los éforos eran en realidad los verdaderos gobernantes de Esparta junto a la gerusía (llamada consejo en la película). Los reyes (porque había siempre dos) tenían a la práctica sólo atribuciones militares. Por cierto, el espartiata malo no podía formar parte de la gerusía, era demasiado joven.
  • La carneia. Efectivamente, Esparta nunca combatía durante la carneia. Los atenienses fueron beneficiados por ello durante las guerras del peloponeso.
  • El Oráculo. El oráculo que se nos muestra se parece mucho más al de Delfos que a ninguno espartano. Es el único que yo conozco que se realizaba mediante una joven en trance. Los oráculos que se realizaban en Esparta estaban más relacionados con la disección de aves y cosas de esas. En el cómic la chica es la que trasmite el mensaje, en la película la chica produce unos sonidos ininteligibles y es un sacerdote el que realiza la “traducción”. Esta última versión es la más cercana a lo que sucedía en Delfos.
  • Las monedas. En el cómic las monedas son rectangulares, mientras que en la película son redondas con la cara de Jerjes impresa. No estoy seguro, pero sospecho que el cómic debe estar más aproximado a la realidad.
  • La marcha de Leónidas hacia el norte. Cuando se produjo la coalición griega que debía detener a los persas en las Termópilas, Esparta no envió sus soldados. No conozco los detalles, es posible que la carneia tuviera algo que ver, aunque creo recordar que fue más bien un motivo estratégico (Esparta estaba plagada de esclavos, y las Termópilas era un lugar muy lejano para enviar el ejército). Leónidas, según Heródoto, decidió viajar al norte por su propia cuenta. Los 300 eran su guardia personal, estaban obligados a acompañarle.
  • Los espartanos siempre tienen algo que decir. Es una frase del cómic que, si bien en la película no sale, sí hacen gala de una gran locuacidad. En realidad los espartiatas tenían fama de todo lo contrario. Esparta era la capital de la región llamada Laconia. ¿A alguien le suena la palabra lacónico? 🙂
  • El desembarco persa. En la película, los persas desembarcan al norte de las Termópilas, haciendo que todos nos preguntemos porque no lo hacen al sur :P. En realidad no existió tal desembarco, los persas cruzaron el Helesponto en un puente de balsas y recorrieron a pie la ruta hacia el interior de Grecia.
  • Vasallos de raza negra. Los persas tenían, efectivamente, “más de cien naciones” en su imperio. Pero hasta donde yo sé, no tenían ningún negro entre ellos. Existe la posibilidad de que el ejército de Jerjes incluyera mercenarios nubios, pero tengo mis dudas.
  • “Nuestras flechas taparán el sol” “entonces lucharemos en la sombra”. Estas frases son citadas por Heródoto como reales (aunque no es que Heródoto sea muy digno de crédito). En cualquier caso, es más fácil reirse de las flechas persas cuando uno viste una pesada coraza de bronce que cuando se combate en taparrabos 😛
  • Efialtes. Es el nombre que Heródoto da al pastor que traicionó a los griegos. Pastor local, que no tenía nada de espartano (ni de deforme) que sepamos.
  • Las formaciones griegasSin duda superiores a las persas y gran parte del secreto de los éxitos de Maratón y Platea. Evidentemente, el truco de las formaciones militares consistía en no romperlas a primeras de cambio 🙂
  • Los persas empujados contra el alcantilado. Sospecho que es una referencia a la batalla de Maratón en la que un desembarco persa fue arrojado al mar por las falanges atenienses. Parece rudimentario, pero las falanges griegas tenían una gran capacidad de empuje. Estamos hablando de cosa de 100-200 tíos empujando, y eso es mucha fuerza. Parece ser que eran capaces de volcar a los elefantes.
  • Jerjes. Se hace dificil de imaginar que el Gran Rey se dignara a dirigirse al enemigo de esa forma y, ni mucho menos, a tocarle. En cualquier caso, me gusta mucho más el del cómic que el de la peli. Tiene más dignidad.
  • Los inmortales. Eran el ejército de élite de los persas. El nombre lo dice todo :). Su número se mantenía fijo en 10.000. Tengo la sospecha de que, no debían ser orcos 😛
  • Los estribos. Los caballos de la película, al contrario que los del cómic, no están equipados con estribos. Los estribos fueron introducidos en Europa por los hunos, casi mil años después.
  • Las lanzas. Por primera vez, veo una película en la que los guerreros luchan con lanzas. No como se lucha con lanzas, pero al menos las usan. Me parece una cosa muy positiva.
  • El ejército de Jerjes. No era un ejército de esclavos. Era un ejército de soldados profesionales, más que los espartiatas de hecho, que en realidad eran soldados-ciudadanos.
  • Los espartiatas se quedaron solos defendiendo el paso. En cuando los persas cruzaron las montañas, la resistencia era inútil, pero Leónidas fiel a la filosofía espartana, decidió resistir hasta el final. Se discute si fue un suicidio absurdo o si tuvo algún valor estratégico, es posible que su resistencia permitiera al resto del ejército griego replegarse. En cualquier caso, no fueron sólo 300 espartiatas. Junto a los espartiatas lucharon sus criados hilotas (unos 600, fácilmente) a los que los espartiatas armaron y un número no pequeño de griegos de distintas etnias que se quedaron junto a Leónidas. Si yo fuera uno de ellos, mi espíritu estaría ahora molestando a Miller por ignorarlos de esta manera 😛
  • La batalla de Platea. Efectivamente significó la victoria definitiva de los griegos sobre los persas. Pero llegó después de Salamanina, victoria casi exclusivamente ateniense. Esta guerra marcó el final de la hegemonía espartana e inicio el inicio de la ateniense (hasta las guerras del Peloponeso, pero eso es otra historia 🙂 )

MÁS SOBRE LA ANTIGUA GRECIA

Sócrates se defiende, versión de Platón

Safo, la primera de las décimas musas

Cleopatra, una faraona fea

La Anábasis, o la marcha de los diez mil

Alejandro se presentó ante Tiro

Tebas, la ciudad griega que derrotó a Esparta

Anuncios

La batalla de las salchichas

19 marzo 07

Corría el año 1939 y Europa se encaminaba al desastre.

La Alemania Nazi y la URSS, sorprendieron y alarmaron al mundo al firmar un acuerdo de no agresión. No habría guerra en el Este, y eso implicaba que sí la habría en el Oeste. Además, ambas potencias trazaban una línea que les serviría para repartirse el Nor-Este de Europa. Era el llamado Pacto Molotov-Ribbentrop. Gracias a él, ambas potencias invadieron Polonia provocando que la República Francesa y el Imperio Británico le declararan la guerra a Alemania. Había comenzado la II Guerra Mundial en Europa.

La URSS estaba, de momento, libre del conflicto. Pero no había muchos motivos para estar tranquilos. Stalin consideraba que el Ejército Rojo debía ocupar su parte de Europa del Este de la forma más rápida y eficaz posible. Era importante trasmitirle a Hitler una imagen de fortaleza. No era ninguna tontería, a nadie escapaban las ambiciones de Alemania hacia el Este y durante la I Guerra Mundial, el ejército ruso había demostrado una nula capacidad combativa. Trasmitirle a Alemania la sensación de que la URSS era muy capaz de defenderse era fundamental para evitar una posible invasión.

Mapa del reparto de Europa entre Hitler y Stalin. A la izquierda lo programado, a la derecha lo que sucedió en realidad.

Dentro de esta política, la URSS se apresuró a ocupar, además de la mitad de Polonia, cuatro estados que habían pertenecido al Imperio Ruso: Letonia, Estonia, Lituania y Finlandia. Los tres primeros, incapaces de plantear ninguna resistencia, se vieron obligados a permitir la entrada del ejército soviético y perdieron, de facto, su independencia. Pero Finlandia se negó a rendirse.

Para Stalin, la imagen de gran potencia militar que debía trasmitir al exterior su país era incompatible con un desafío como el de Finlandia. No era algo que estuviera dispuesto permitir. Por otra parte, con un ejército anticuado. Sin apenas capacidad industrial y sin posibilidad de comprar armamento en el extranjero a causa de la guerra entre Alemania y las potencias democráticas ¿acaso tenía Finlandia alguna posibilidad de resistencia?

Las fuerzas soviéticas cruzaron la frontera por seis puntos el 30 de noviembre, tenían orden de acabar la guerra antes de que finalizara el año. Había comenzado la llamada Guerra de Invierno.

En total, los soviéticos llegaron a enviar a Finlandia más de un millón de soldados.

Finlandia tenía un ejército de 180.000 soldados. Mal equipados y peor entrenado, muchos llevaban su propia ropa ante la ausencia de uniformes y una parte no pequeña de ellos no había manejado nunca un arma de fuego. Carecían casi por completo de blindados y de aviación y sus escasos cañones eran más bien antiguos. Tuvieron que enfrentarse a más de un millón de soldados soviéticos, con centenares de tanques y de aviones. Los periodistas extranjeros escribían a sus centrales anunciando una más que segura victoria soviética en muy poco tiempo. Pero los finlandeses no estaban de acuerdo.

Tras un rápido avance inicial, principalmente gracias a que los finlandeses se habían replegado hacia una posición predeterminada, los rusos se encontraron con una fuerte resistencia en la llamada línea Mannerheim.

Los finlandeses, con gran habilidad, ya habían previsto su defensa en torno a la línea fortificada Mannerheim. Gracias a la disposición natural del terreno, a los sistemas de ametralladoras y al extremo clima, la línea se mantuvo en pie durante toda la guerra.

Ante la aplastante superioridad numérica y técnica de los soviéticos, los finlandeses opusieron imaginación, un mejor conocimiento del terreno y, sobretodo, una impresionante tenacidad. Pero posiblemente nada de esto hubiera servido de nada si el extremo clima no les hubiera prestado una ayuda vital.

Aquel invierno fue uno de los más fríos del sXX y las temperaturas por debajo de los 40º bajo cero no fueron extrañas. Los tanques rusos apenas podían progresar en un terreno repleto de trampas ocultas por la nieve. Y, por si fuera poco, los finlandeses empezarían pronto a utilizar una de las armas más rentables de la historia, el cóctel molotov. Si bien no lo inventaron ellos, fueron los fineses los que le bautizaron así en honor al entonces ministro de asuntos exteriores soviético. Un cóctel molotov es fácil de fabricar con productos químicos muy comunes y baratos. Lanzado a corta distancia, demostró ser un arma de gran eficacia a la hora de destruir los carísimos tanques soviéticos.

Ante los estupefactos soviéticos, las líneas finlandesas no sólo no fueron barridas, sino que además mantenían la suficiente iniciativa como para conseguir infiltrarse una y otra vez en las líneas enemigas, realizando labroes de sabotaje, utilizando cuchillos a falta de munición, y robando o saboteando material bélico.

Con el paso de los días, un nuevo problema, más grave todavía, empezó a hacer mella entre las fuerzas soviéticas. Las malas comunicaciones de un país boscoso y nevado, estaban saturadas. Y la munición tenía preferencia sobre la comida y las medicinas. El inmenso ejército soviético empezó a tener serios problemas de abastecimiento. Llegó a haber un momento en el que el rancho del ejército rojo estaba compuesto casi exclusivamente de pan de cebada, y no en demasiada cantidad. Cuando una persona está expuesta a un frío intenso, necesita un gran aporte en proteinas y grasas. Especialmente si, además, realiza un fuerte ejercicio físico. No es de extrañar que la combatividad de los rusos se viera sensiblemente mermada.

Frente a la Línea Mannerheim se estrellaron brigadas y brigadas de soldados… pero una consiguió atravesarla. Protegidos por la niebla y la nieve, un grupo de valientes soviéticos fueron capaces de asaltar la línea, penetrando en las defensas finlandesas y amenazando seriamente con provocar el derrumbamiento de todo el frente. Les bastaba a aquellos soldados mantener su posición mientras llegaban refuerzos y aquel mismo día, todo el ejército finlandés habría sido destruido y la guerra habría terminado. Pero no fue así.

Los hambrientos rusos encontraron en su camino una granja… y de ella salía olor a cocina, sopa de salchichas al parecer. Apesar de la desesperación de sus oficiales, los soldados se precipitaron hacia la granja y llenaron sus exhaustos estómagos, mientras los fineses pudieron reconstruir su línea defensiva. Los soldados aquel día comieron, pero Finlandia no fue derrotada aquel día. Nunca antes unas salchichas habían salvado un país entero.

Tras tres meses de lucha, la URSS y Finlandia acabarían firmando una paz en la que Finlandia perdería el 10% de su territorio (Definitivamente. Al menos hasta hoy). Pero en realidad era una victoria, Finlandia seguiría siendo un estado independiente.

Finlandia perdió un 10% de su territorio, pero conservaría su independencia.

La Guerra de Invierno podría haberle dado una valiosa lección a Hitler, podría haberle mostrado que el frío extremo forma por sí solo una considerable ayuda a un ejército tecnológicamente peor equipado pero con la determinación de resistir. Sin embargo, las conclusiones que sacaron los alemanes fueron muy distintas y equivocadas. No tardaría mucho en mostrarse el resultado.

MÁS SOBRE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Caballería polaca contra panzers alemanes

El día en que Francia y el Reino Unido pudieron convertirse en una sola nación.

La Gran Guerra Patriótica

Chequo-Eslovaquia, la frontera de velcro

Y Francia se rindió…

Midway, el cazador cazado

La II Guerra Mundial, la mafia, los yankees y la Guerra Fría

Cómo se ocultó el genocidio judío, incluso en España

La otra cara de Wiston Churchill


Estudiando la historia: Historia de Género

18 marzo 07

¿Qué mejor momento para hablar de esto que esta semana, en la que por fin ha sido aprobada la Ley de Igualdad de Género? 🙂

La labor realizada por la Escuela de Annales, dejó al descubierto infinidad de agujeros, multitud de asuntos históricos que jamás había sido estudiados. El más evidente y grande de ellos es, sin duda, el de la Historia de la Mujer.

Michelle Perrot, junto a Georges Duby, dieron inicio a esta corriente historiográfica con una monumental Historia de las mujeres en varios volúmenes. En mi opinión, es una obra imprescindible para cualquier aficionado a la historia.

La Historia siempre ha sido escrita desde el punto de vista del hombre. Todavía hoy se sigue haciendo. Este blog es un buen ejemplo de ello. Cuando lo inicie, me hice firme propósito de tratar lo más posible a la mujer. Y aunque creo que tiene más presencia aquí de lo habitual en otras partes, la mayoría de los artículos son sobre hombres.

Pero es muy difícil hacer otra cosa. Voy a poneros un ejercicio sencillo, si buscamos a Livia en la wikipedia, encontramos, principlamente, que fue la esposa del emperador Augusto y la madre del emperador Tiberio. El texto entero de su entrada en la wikipedia gira en torno la figura de Augusto.

Y sin embargo, no se menciona que Livia organizó el sistema fiscal romano de tal manera que se mantuvo así durante más de un siglo. Sistema fiscal que, por cierto, fue el primero que desarrolló en profundidad el concepto de impuestos progresivos. Algo increiblemente avanzado para su época.

Que nadie vea en lo que estoy escribiendo un ataque a la wikipedia ni a esta entrada en concreto, en realidad probé suerte con la wiki porque me imaginé que pasaría. Que cada uno pruebe con las enciclopedias que tenga por casa, verá que sucede algo semejante. Una de las personas que más importancia han tenido en la historia de la economía mundial aparece únicamente relacionada a su esposo y a su hijo.

No creo que las personas que escriben la wikipedia o las enciclopedias sean machistas (al menos más machistas de lo habitual) lo que sucede es que la mayoría de nuestros libros de historia, incluso los escritos por mujeres, están escritos desde un punto de vista exclusivamente masculino y eso dificulta enormemente la labor de hacer una historia más correspondiente a la realidad.

Y sin embargo, estamos ninguneando a más de la mitad de la humanidad. Se hace preciso una reescritura de la historia incluyendo a la mujer. Estoy seguro de que las próximas generaciones de historiadores lo harán, pero nosotros como aficionados a la historia debemos también empujarles a ello. Creando y reclamando la demanda necesaria.

Las críticas que se le realizan a la Historia de la Vida Cotidiana son también atribuibles a este movimiento. Con la diferencia de que en esta ocasión sí que han existido voces que han pretendido que la Historia de Género debiera explicar la Historia al completo, adoptando para ello unas posturas semejantes a las del Materialismo histórico pero sustituyendo el concepto de lucha de clases por el de lucha de sexos. Personalmente me parece un exceso.

Lógicamente, la Historia de Género está fuertemente ligado al movimiento feminista. Y probablemente a causa de ello ha existido una reacción en sentido contrario que me atrevería a calificar de política. Absurdamente, se han escrito “historias del hombre” que, personalmente, no creo que tengan mucho sentido. Casi todos los libros de historia ya realizan una “historia del hombre”.

MÁS SOBRE EL ESTUDIO DE LA HISTORIA

La Piedra Rosetta

El estudio de la Historia

Estudiando la Historia: el Materialismo histórico

Estudiando la Historia: el Positivismo/Neopositivismo

Estudiando la Historia: La Historia de la vida cotidiana

Estudiando la Historia: La Escuela de Annales. La Historia total

MÁS SOBRE MUJERES EN LA HISTORIA

Anne Bonny y Mary Read, mujeres y piratas

Isabel la Pech… ¡la católica!

Laustic (el ruiseñor)

Lucrecia de León, una soñadora contra Felipe II

Marry Wollstonecraft y Percy Shelley, la libertad política y sexual

Cleopatra, una faraona fea

Safo, la primera de las décimas musas


Estudiando la Historia: La Historia de la Vida Cotidiana

14 marzo 07

La Historia de la Vida Cotidiana es, seguramente, la única gran corriente historiográfica del sXX que no procede directamente del Materialismo Histórico. Si bien, todo hay que decirlo, le debe mucho a la Escuela de Annales.

La Historia de la Vida Cotidiana es el primer tipo de historia que no pretende comprender grandes procesos, sino simplemente documentar un hecho concreto. En este caso, la vida de las personas que vivieron en determinado periodo. Busca mostrarnos como era el día a día de nuestros antepasados. Se tratan de esta forma infinidad de aspectos económicos, sociales, religiosos, políticos… desde la identificación y desde el prisma de una persona que los vive. Sin duda alguna, los historiadores de la vida cotidiana producen libros de gran valor para los roleros 🙂

Jérôme Carcopino, con su magnífico La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio, se considera el inventor de la Historia de la vida cotidiana.

Hay quien ha considerado que más que una corriente historiográfica es, simplemente, una herramienta más. La Historia de la Vida Cotidiana nos ayuda a comprender una sociedad, pero no la explica. Desde la “Historia Total” se había llegado al otro extremo, el de la “Microhistoria”.

Personalmente, no tengo ninguna crítica hacia la Historia de la vida cotidiana, ya que no creo que nadie haya pensado realmente que fuera una Historia con mayúscula, sino simplemente una especialización histórica, como sería la historia del arte o la historia de la ciencia. No creo que ni Carcopino ni nadie haya pretendido jamás que sus libros sirvieran para nada más y, por lo tanto, la mayoría de las críticas que se le han realizado me parecen sin fundamento.

MÁS SOBRE EL ESTUDIO DE LA HISTORIA

La Piedra Rosetta

El estudio de la Historia

Estudiando la Historia: el Materialismo histórico

Estudiando la Historia: el Positivismo/Neopositivismo

Estudiando la Historia: la Historia de género

Estudiando la Historia: La Escuela de Annales. La Historia total


Estudiando la historia: La Escuela de los Annales. La Historia Total.

9 marzo 07

“Los hombres sin historia son la historia.”

Dentro de las corrientes que se han visto fuertemente influenciadas por el Materialismo Histórico, destaca la conocida como Escuela de Annales. Alejada de la perniciosa influencia política del bloque soviético, los miembros de la Escuela de Annales consiguieron reconvertir el Materialismo Histórico en algo mucho más importante, llegando en cierta forma a superarlo y a crear algo que podríamos considerar novedoso. Lo que el gran Pierre Vilar* llamaría la Historia Total.

La Escuela de Annales recibe su nombre de una revista, Annales. Revista que se empezó a editar a finales de los años 20 por la universidad de Estrasburgo y dirigida por Febvre y el genial Marc Bloch**. La joven revista se convertiría muy rápidamente en una referencia para los historiadores de todo el globo y la prematura muerte de Marc Bloch no sólo no acabó con ella sino que facilitó que una nueva generación de historiadores franceses continuaran y mejoraran la obra del maestro.

La Historia se intempondría cruelmente en el camino de Marc Bloch. Los nazis invadieron francia y, siendo judío y trostkista, lo más inteligente habría sido abandonar el país. Quizás por propia voluntad o por imposibilidad, el caso es que no lo hizo. Y por si fuera poco, se unió a la resistencia. Su fama internacional dificultó su ocultamiento y acabó siendo capturado, torturado y asesinado por la gestapo en 1944.

Los artículos publicados en esta revista se caracterizan por la búsqueda de la ampliación de los campos de la Historia. Tradicionalmente, la principalmente herramienta del conocimiento histórico había sido el estudio de las fuentes y desde finales del sXIX se sumó como segundo pilar fundamental la arqueología. La Escuela de los Annales, partiendo de un gran conocimiento de ambas técnicas, intenta incorporar todos aquellos campos del conocimiento humano que puedan resultar útiles. La antropología, la sociología, la estadística, la lingüística, la economía… Todas son bienvenidas y todas son de gran importancia.

Se cuenta que un día Marc Bloch sorprendió a sus alumnos poniéndoles una diapositiva de una foto tomada desde el aire. En la foto se mostraban unos campos de cultivo dispuestos en rectángulos muy alargados. El profesor afirmó ante sus estupefactos alumnos que la foto demostraba que esos terrenos habían sido repartidos en una fecha posterior al sXII.

En torno al sXII se introdujo en Francia el arado de vertereda. Un arado mucho más sofisticado que el arado romano anterior que en una sola pasada aireaba lo suficiente el campo como para que bastara con realizar surcos en vertical, y no en vertical y horizontal como debían hacerse mediante el arado romano. Si necesitas realizar surcos primero en vertical y luego en horizontal, lo que te resultara más cómodo es un campo cuadrado porque lo más latoso es hacer que los bueyes giren al final de cada surco. En cambio si sólo tienes que hacer los surcos en una dirección, cuanto más rectangular y estrecho sea el campo, mejor, menos curvas tendrás que dar. El hecho de que los campos estén diseñados de forma rectangular demuestra que eran campos pensados para ser arados con arados de vertedera y, por lo tanto, repartidos con posterioridad al sXII. Marc Bloch acababa de inventar lo que posteriormente se llamaría la Arqueología del Paisaje. O como deducir información histórica simplemente de la observación detallada del terreno.

A la Escuela de Annales o a su inspiración le debemos el estudio de las leyendas locales (y no solo las grandes). Por una parte, se descubrió que muchas leyendas pueden estar relacionadas con hallazgos arqueológicos primitivos. Por ejemplo, las millones de leyendas sobre tesoros escondidos que se reparten por toda Europa suelen estar relacionadas con torres o construcciones de la antigüedad que, muchas veces, hoy son dificilmente detectables pero que cuando se originó la leyenda podrían ser evidentes. Una característica del hombre es el de la necesidad de darle explicación a todo, así que cuando un aldeano no pueda comprender un resto romano o prehistórico, va a generar una leyenda que llene el hueco. Probablemente este sea el origen de la incorrecta máxima “Toda leyenda esconde una parte de verdad”. Además, las leyendas se adaptan a formas conocidas que pueden permitirnos para rastrear flujos migratorios medievales, antiguos o, incluso, prehistóricos. Los Redcaps irlandeses, por ejemplo, podrían estar relacionados con los gorrín coloraos asturianos y eso implicaría que poblaciones hoy alejadas, un día pudieron estar muy conectadas.

Algo semejante le sucede a la toponimia. Los nombres de los lugares pueden hacer relación a información o a leyendas hoy perdidas. No es casualidad que en un pico llamado “peñaferruz” (montaña de hierro) aparezca una torre medieval con vestigios de haber sido un importante centro de producción metalúrgica. No es casualidad tampoco que un monte llamado por los lugareños “monte afuracado” (monte agujereado) haya sido en su día una mina romana o que una elevación conocida como la “campa torres” escondiera una de las poblaciones célticas más importantes del norte (con sus correspondientes fortificaciones). Todos estos ejemplos son reales, y no conocemos ningún documento escrito que nos hubiera permitido descubrirlos.

El yacimiento de la Campa Torres ha sido identificado, en mi opinión demasiado alegremente, con la legendaria Noega, de la que tan sólo conocíamos algunas menciones romanas. En cualquier caso, es innegable que se trataba de un importante centro poblacional astur.

El listado de nuevos campos de estudio histórico inaugurados por la Escuela de los Annales podría prolongarse durante kbs y kbs, pero no es mi intención aburriros hasta ese extremo :).

La Escuela de los Annales, no podría haber sido de otra manera, ha generado también bastantes productos mediocres. La Historia Total tiene el inconveniente de hacer dificil encontrar el verdadero foco de investigación y la revista Annales ha llegado a dedicar gran espacio a asuntos de importancia secundaria como el estudio de las inscripciones realizadas en las Termas de Caracalla (sí, los romanos también escribían en los baños públicos). La Historia Total ha sido también denominada la Historia en Migajas, porque constantemente corría el riesgo de perderse en su infinidad de facetas. Yo creo que no es un problema del método, pero sí es cierto que con él resulta muy fácil perderse y no saber, exactamente, que es lo que estás investigando.
*Pierre Vilar: Francés que, por los motivos que fuera, se enamoró de la historia de España. Vivió aquí hasta que la guerra civil y el franquismo le obligó a marcharse. Su Cataluña en la España Moderna impactó a los historiadores del mundo entero por su elegancia, sencillez y corrección. Fue escrito a forma de experimento y todavía hoy es considerado un modelo de historia regional. Su Historia de España es un libro imprescindible para cualquier aficionado español.

**Marc Bloch: Especializado en el mundo medieval, probablemente haya sido el hombre del sXX que mejor comprendió el feudalismo. Su Sociedad Feudal, simplemente, no ha sido superado.

MÁS SOBRE EL ESTUDIO DE LA HISTORIA

La Piedra Rosetta

El estudio de la Historia

Estudiando la Historia: el Materialismo histórico

Estudiando la Historia: el Positivismo/Neopositivismo

Estudiando la Historia: la Historia de género

Estudiando la Historia: La Historia de la vida cotidiana


El cuento del Grial – por Chrétien de Troyes. La reinvención de la épica.

8 marzo 07

Chrétien de Troyes es uno de los más olvidados (en España) creadores de la literatura occidental. Y el cuento del grial es su último romance, el más maduro y posiblemente el más importante, incluso a pesar de estar incompleto.

El cuento del grial es un libro de eminente intencionalidad didáctica y claramente destinado a afianzar la clase social entonces en el poder. En parte debido a ello, en parte debido a su innegable calidad, alcanzó un éxito en su tiempo que nos permitiría hoy considerarlo todo un best-seller. Sin este romance y otros semejantes del mismo autor (como el Caballero de la Carreta) sería innimaginable toda esa tradición épica que se desarrollaría en Europa y que culminaría (o sería destruida) en el Quijote.

El cuento del Grial nos narra las aventuras de dos de los más carismáticos caballeros de la Tabla Redonda: Sir Perceval y Sir Gawain. Es de imaginar que en algún momento, la historia de ambos acabara convergiendo en una historia común, si bien la muerte del autor nos ha impedido conocer el desenlace final de la historia. (Existen otras teorías, como que en realidad eran dos historias separadas que Chrétien estaba escribiendo a la vez y que su fusión se produjo por error, nunca lo sabremos)

Sir Perceval de Gales posiblemente sea, hasta donde sabemos, una invención del propio Chrétien de Troyes, que hace de él el más importante caballero de Arturo (puesto que mantendría durante cerca de un siglo, hasta su sustitución en tal honor por Sir Lanzarote). Es un jovenzuelo alocado, noble de corazón pero carente de toda experiencia a causa de la protección de su madre. Esta le ha educado en el más absoluto desconocimiento de lo que a las caballerías se refiere… hasta que el muchacho entra un día en contacto con cuatro caballeros y de pronto un mundo nuevo aparece ante sus ojos.

La doncella que porta el Santo Grial. Prueba en la que Sir Perceval no saldrá victorioso.

El joven galés correrá infinidad de aventuras, incluyendo una seria disputa que mantendrá con Sir Kay, senescal del Rey Arturo o la preciosa escena de las tres manchas de sangre en la nieve. Pero su misión más famoso, seguramente, sea su desafortunado encuentro con el Santo Grial, del que saldrá derrotado a causa de sus pecados. Es de esperar que en la parte del romance que no llegó a ser escrita nunca, el héroe acabara saliendo triunfante.

Gawain llegando al torreon de Escavalón

Sir Gawain es hijo del Rey Lot de las Orcadas y de Morgause. Es por lo tanto sobrino de Arturo y hermano (o hermanastro) de Mordred, del que sería una especie de antítesis. Sus aventuras se ven fuertemente marcadas por su pasado ya que los familiares de aquellos a los que ha matado le buscan para acabar con su vida. Gawain se pasa el romance intentando no ser reconocido por la infinidad de enemigos que encuentra, pero su honor de caballero le impide mentir cada vez que le preguntan su nombre.

Tanto Perceval como Gawain nos proporcionan varias escenas que creo, merecen un lugar propio en la historia de la literatura épica. El estilo de Chrétien oscila maravillosamente entre lo humorístico (destaco el episodio de Sir Perceval y los cinco caballeros en la Yerma Floresta Solitaira, al principio del libro) y lo épico (impresionante el episodio de Gawain en Escavalón, en el que el caballero se ve obligado a defender un torreón utilizando un tablero de ajedrez como escudo). El personaje de Perceval en particular, con su rústica sencillez, resulta entrañable y sumamente carismático, con lo que quizás Gawain sale perdiendo en comparación.

Una obra que todavía en el sXXI consigue arrancarle al lector una sonrisa o hacerle vibrar de emoción. Y que sorprende por la forma como lo maravilloso es entretejido con lo real de una forma que, de ser escrito en el sXXI, denominaríamos Realismo mágico.

MÁS SOBRE EL CELTISMO

Canto de Aimirgín. La poesía anterior a la rima.

El arco atlántico en la Prehistoria

Los grandes mitos celtas y su influencia en la literatura

Chrétien de Troyes

ÉPICA EN OTROS PAÍSES

El Rey Arturo de los ashanti

POESÍA EN GENERAL

Poesía desde el campo de concentración

Safo, la primera de las décimas musas

Laustic (el ruiseñor)

El Rey Arturo de los ashanti


Como mola el “dios de amor”, tú!

5 marzo 07

Al profeta Isaías se le atribuyen una serie de versos que, para los creyentes, son el anuncio y la promesa divina de la llegada del Mesías, de Jesucristo.

Es importante, porque (se supone) esta profecía es una de las demostraciones de que Jesucristo tiene un origen divino y esas cosas, ya que (se supone) la profecía determina exactamente algunas de las características del Mesías. Por lo tanto, no puede servir un “bueno, vale, en esto se equivocó pero en lo demás no”.

Pero ¿qué Mesías? Voy a reproducir los siguientes versículos (La profesía de Isaías LXIII. 1-6)

1. ¿Quién es ese que viene de Edom o Idomea y de Bosra con las vestiduras teñidas de sangre? ¿Ese tan gallardo en su vestir, y en cuyo majestuoso andar se descubre la mucha fortaleza suya? Yo soy, responderá, el que predico la justicia y soy el protector que da la salud a los hombres.

2. Pues ¿por qué está rojo tu vestido, y está tu ropa como la de aquellos que pisan la vendimia en el lagar?

3. El lagar lo he pisado yo solo, sin que nadie de entre las gentes haya estado conmigo. Píselos a los enemigos con mi furor, y los rehollé con mi ira, y su sangre salpicó mi vestido, y manché toda mi ropa.

4. Porque he aquí el día fijado en mi corazón para tomar venganza; es llegado ya el tiempo de redimir a los míos.

5. Eché la vista alrededor, y no hubo quien acudiese a mi socorro; anduve buscando, y no hallé persona que me ayudase; y sólo me salvó mi brazo; y la indignación que concebí, esa me sostuvo.

6. Y en mi furor pisoteé a los pueblos, y los embriagué de su sangre en mi indignación, y postré por tierra sus fuerzas.

MÁS SOBRE RELIGIÓN JUDEO-CRISTIANA

La piedad y las tetas de la virgen

La Septuaginta, la milagrosa biblia de los 72 traductores.

El Cantar de los cantares, el libro más erótico de la Biblia.

Y a todo esto… ¿por qué Roma?

La tumba de Jesus de Nazareth (según James Cameron)