Mary Wollstonecraft y Percy Shelley, la libertad política y sexual.

“Toda política llevada al extremo debe ser producto de la maldad.”

Mary Wollstonecraft .

“La riqueza es un poder usurpado por la minoría para obligar a la mayoría a trabajar en su provecho.”

Percy Shelley

Tras la derrota de Napoleón, se desató por toda Europa una corriente reaccionaria sólo comparable a la que vivimos en la actualidad tras la caída de la URSS. Un Borbón se sentaba otra vez en el trono de París, el pueblo español gritaba “¡Vivan las cadenas!”, en Rusia se quemaban los libros de la Ilustración… Malos tiempos para librepensadores como Wollstonecraft y Shelly.

Ambos protagonistas de este artículo produjeron grandes obras literarias y políticas, pero hoy nos interesa más su vida. Porque poca gente ha llevado a la práctica de una forma tan clara sus ideales de libertad en su vida privada.

Mary Wollstonecraft fue la hija del filósofo anarquista William Godwin y de Mary Wollstonecraft , escritora femninista que nunca aceptó cambiar su apellido de soltera. La madre murió al poco de dar a luz a su hija y William volvió a casarse poco después, teniendo otra hija llamada Claire Clairmont.

DEMOCRATA, ATEO Y AMANTE DE LA HUMANIDAD

Percy Shelley se definía como “demócrata, ateo y amante de la Humanidad”. Fue poeta romántico y revolucionario, valga la redundancia.

Hijo de una familia poderosa, fue expulsado de la Universidad de Oxford por divulgar un provocativo panfleto titulado “La necesidad del ateísmo” y se fugó a Edimburgo con la hija de un tabernero. Una vez su familia había renunciado a él, y por lo tanto quedándosele vedadas las vías legales para acceder al parlamento, viajó a Irlanda y Gales intentando difundir ideas de libertad y contra la opresión inglesa. Tras su fracaso, rompió su matrimonio con la hija del tabernero y entró en contacto con Godwin y así conoció a su hija de 16 años, Mary.

Se dice que Percy en el fondo estaba enamorado de la difunta madre de Mary, desde que leyó sus escritos feministas. Para Mary, por su parte, fue fácil enamorarse de aquel poeta repleto de vitalidad y de energía.

Godwin consiguió refrenar las ansias de Shelley y le convenció para que se dedicara más a la teoría y menos a la práctica, afirmaba que no era el momento. Y tenía razón. Pero Shelley era persona impulsiva y tardó poco en aburrirse de su nueva situación, un día convenció a Mary para que se fuera con él, y su hermanastra Claire se apuntó a la aventura. Apesar de las protestas de Godwin, los tres se marcharon a Francia. Fueron años difíciles en los que vivieron serios aprietos financieros, Shelley tuvo que pedir pedir prestado utilizando su futura herencia como garantía.

EL VERANO SUIZO

Dos años después, en 1816, un recientemente separado Lord Byron (con gran escándalo) se unió a ellos en Ginebra. Existen infinidad de leyendas sobre lo que sucediera en aquella casa, se llego a decir que ambos poetas prostituían a las chicas y que Shelley había llegado a comprar sus hijas a Godwin. Sin duda esto no es más que ridiculeces de los enemigos de la libertad sexual, siempre dados a sacar las cosas de quicio.

Pero es innegable que la relación que había entre ellos era bastante liberal. Tanto Percy como Mary tuvieron hijos fuera de su matrimonio, Claire por su parte tuvo un hijo de Lord Byron y Percy habló de algo a lo que llamó “placer compartido” relacionado con él, su mujer y su nuera. Por si fuera poco para animar la leyenda, algunos amigos de Percy dirían que este les había animado a seducir a su esposa.

Mary Wollstonecraft a la izquierda, Percy Shelley en el centro y a la derecha Claire Clairmont.

Pero del tiempo que pasaron en Ginebra salieron mucho más que intensas relaciones sexuales. Se cuenta que una apuesta entre Percy y Lord Byron le dió a Mary la idea para escribir Frankenstein y a Pollidori (criado de Byron) la idea de su famoso Vampiro.

Tras aquel fructífero verano suizo, los tres volvieron a Inglaterra con la intención de estabilizarse un poco. Pero allí se encontraron dos trágicos suicidios. El de la hermanastra de Mary, Fanny Godwin (hija ilegítima de su madre y a la que Godwin había acogido como hija propia) y Harriet Westbrook, la hija del posadero primera mujer de Shelley que jamás le había perdonado que se fuera con Mary.

Ambas muertes deprimieron profundamente a la pareja que además se veían acosados por las deudas. Por si fuera poco, un tribunal inglés le quitó a Shelly la custodia de los hijos que había tenido con Harriet a causa de su ateísmo y ambos tenían miedo de que les quitaran también a su único hijo juntos. Era el momento de volver a huir.

ITALIA

En Venecia se volvieron a encontrar con Byron, al que le hicieron entrega de su hijo con Claire (el lord se había comprometido a criarlo y su madre tenía esperanza de que le reconociera como primogénito). Tres meses más tarde, en Nápoles, nacería una niña que sería registrada como hija de Percy y Mary, si bien las malas lenguas afirman que si bien Percy era el padre, Claire era la madre. Los tres lo negaron, pero existen evidencias que podrían indicar lo contrario.

Después de haber pasado hambre, de haber sido perseguidos legalmente, en junio de 1819 se produjo una desgracia que la pareja no pudo soportar. La muerte de su hijo William acabará provocando su crisis definitiva. Mary entonces huyó del hombre con el que había vivido casi toda su vida de adulta, y Percy se sumió en la desesperación componiendo algunas de sus obras más bellas.

Tan sólo un año después, a la edad de 30 años, Percy Shelley moría víctima de un naufragio. Mary se dedicó desde entonces a organizar y publicar las innumerables notas y escritos de su marido. Y de su propia inventiva escribió varias novelas, entre las que, lógicamente, destaca Frankenstein, la obra cumbre del romanticismo británico.

Frankenstein es conocido por el gran público a causa principalmente del cine, que lo ha simplificado y convertido en una mera historia de terror. Pero la novela es mucho más que eso, es una profunda reflexión sobre la identidad humana y sobre sus límites.

Ambos habían vivido como buenos poetas románticos, lo cual tiene especial mérito para Mary, una mujer en un mundo en el que las feministas no eran combatidas políticamente… sino internadas en manicomios.

Fracasó Mary, sin embargo, en la lucha de su madre. Mary Wollstonecraft es hoy recordada como Mary Shelley o, a veces, como Mary W. Shelley.

MÁS SOBRE MUJERES EN LA HISTORIA

Anne Bonny y Mary Read, mujeres y piratas

Isabel la Pech… ¡la católica!

Estudiando la Historia: La Historia de género

Laustic (el ruiseñor)

Lucrecia de León, una soñadora contra Felipe II

Cleopatra, una faraona fea

Safo, la primera de las décimas musas

11 respuestas a Mary Wollstonecraft y Percy Shelley, la libertad política y sexual.

  1. loximann dice:

    Tibe… Se te ha pasado una como un piano, macho: es Wollstonecraft, no Wollenscraft.
    Por otra parte, me parece un poco aventurado lo de “poeta romántico y revolucionario, valga la redundancia”… El Romanticismo fue un movimiento abrazado por mucha gente de ideología reaccionaria, como Wagner, y desde luego en España estaba muy identificado con el absolutismo.
    Interesante, por lo demás🙂

  2. Tonisan dice:

    Sobre el romanticismo … ¡Viva Evaristo Galois! Es mi preferido.

  3. Johansolo dice:

    En “La fuerza de su mirada” de Tim Powers, el protagonista conoce a Byron, Shelley y toda la “troupe” (aunque esas mujeres tienen un papel bastante menor en la historia), tanto en Suiza como en Italia.

    A mi me gustó bastante.

    Os pego el enlace de la editoria con todos los datos, el resumen de la contraportada, el texto de las solapas y la presentación.

    http://www.gigamesh.com/libro027lafuerzadesumirada.html

  4. Tiberio dice:

    El asunto Wollstonecraft/Wollenscraft es un asunto peliagudo que prefería que no os dierais cuenta😀😀😀

    No lo entiendo, la verdad. En el artículo de Historia 16 que me dio la idea para esta entrada aparece como Wollenscraft, pero la Wiki dice Wollstonecraft. Si buscais por google, veréis varias entradas con ambos nombres. La verdad es que no lo entiendo, ni sé cual es el apellido correcto😦

    Pero no estoy de acuerdo en que se Wagner fuera un reaccionario. Desde luego hoy lo sería😀, pero en su época no. Ten en cuenta que el nacionalismo, al contrario que ahora, era una fuerza progresista. Los gobiernos más reaccionarios, especialmente el Imperio Austro-Húngaro, era por definición anti-nacionalista. mientras que la Revolución Francesa habría sido imposible sin el nacionalismo francés.

    El nacionalismo alemán de Wagner, por su parte, era una fuerza mirada con recelo en una Europa con decenas de pequeños estados alemanes independientes.

    El nacioanlismo le pasa un poco lo que al Liberalismo. Eran fuerzas progesistas hasta que alcanzaron el poder, apartir de ahí se convirtieron en reaccionarias.

  5. loximann dice:

    Pues con lo de Wollenscraft/Wollstonecraft tienes razón… He buscado los dos a la vez a ver si lo aclaraban pero nada. El único documento que encuentro es este:

    Sobre Wagner, no sé, pero el antisemitismo y el progresismo no me parecen muy compatibles. Leyendo el artículo sobre Galois (matemático que admiro profundamente; la teoría de grupos es una de las más bellas que conozco), el tipo parece que brindó por el rey… Y nacionalistas tan majos como hemos tenido en España, como los carlistas y luego el amigo Hit… Arana, esos sí que eran progres. Creo que no se puede generalizar con tanta facilidad en este caso.

  6. Tonisan dice:

    Bueno yo entiendo a Tiberio. No creo que Prim pasara hoy día por progresista, ni siquiera el insigne general Padial, pero en su tiempo ser liberal era de lo más progresista que existía.

    ¿Los carlistas son nacionalistas? ¿Los de Teruel? ¿Los del Maestrazgo? Yo creo que no eran más nacionalistas que los que les combatían.

  7. Tonisan dice:

    Galois era ante todo un patriota. Luego tenía como hobby las matemáticas.

  8. Tiberio dice:

    LOXIMANN: Yo le di más credibilidad al Historia 16, no sé porque, supongo que porque el medio escrito tiendo a seguir viéndole como más fiable que Internet, aunque no haya motivos. De hecho, es probable que la wiki sea sometida a una crítica mucho más exhaustiva que cualquier revista.

    Pero tengo que reconocer que el documento que aportas es bastante definitivo. ASí que voy a cambiar el apellido. Gracias por avisar🙂

    Sobre Wagner, el antisemitismo no puede verse como progresista, en eso tienes razón. Pero Wagner era progresista en otros aspectos. Por otra parte, se puede ser revolucionario y muy de derechas, piensa en el fascismo…😦

    Por lo demás, yo creo que los carlistas NO eran nacionalistas (aunque los nacionalistas actuales procedan del carlismo), y que en cambio los que les combatieron sí lo eran🙂

    De hecho, yo al carlismo lo consideraría uno de los últimos conatos de resistencia del antiguo régimen.

  9. Tonisan dice:

    El Carlismo tiene una cara de resistencia del antiguo régimen, impulsado por los curas, y un apoyo de “las bases” por un lado impulsado por éstos (oigáse la COPE por la mañana para imaginar un sermón en la Ciudad Real carlista) y también de resistencia al liberalismo, que favorecía a las grandes fortunas y a la alta burguesía contra las mediana y pequeña burguesía, el campesinado y el proletariado industrial (perdón por el chiste) y agrícola.
    Los proletarios prefirieron el anarco sindicalismo como medio de expresión popular (perdón por el eufemismo). Esto me lo explicaste tú Tibe, por lo menos así lo entendí.
    Sólo así se explica que un Partido Carlista sea uno de los socios fundadores de IU. ¿Increíble?, pero cierto.

    Por cierto, habrá que ir a ver la peli de Rio Tinto esa que anuncian. Tiene buena pinta.

  10. Tiberio dice:

    Sí, el liberalismo es mejor que el Antiguo Régimen en términos generales, pero claro, la cosa es más compleja.

    En España además se hizo todo muy mal. ¿Cómo convertir el Antiguo Régimen en Capitalismo? pues muy fácil, cojemos a los antiguos señores feudales y les convertimos en burguesía😛. El Antiguo Régimen tenía protecciones y ventajas para los campesinos que el Capitalismo no tenía y, las ventajas del Capitalismo, no fueron disfrutadas en un primer momento.

    Por poner un ejemplo sencillo, los campesinos no podían ser expulsados de las tierras asignadas por su señor, ni ellos ni sus herederos. Lo que se hizo al liberalizar la tierra fue considerarse que las tierras eran propiedad capitalista de los antiguos señores, de forma que ahora sí podían expulsar a sus campesinos. Este fue el inicio de los jornaleros, campesinos sin tierra que se veían obligados a trabajar por días.

    Para estos jornaleros, el estado antes era el señor que venía a quitarles una parte de su cosecha sin darles nada a cambio. Y después el estado pasó a ser la guardia civil que les echaba de las tierras de sus padres y no les permitía quejarse. Es normal que su pensamiento político derivara hacia el anarquismo.

  11. Dante dice:

    Un buen artículo, sí señor ^^.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: