Etruria, el pueblo que podría haber sido Roma

Poco sabemos sobre los etruscos, pueblo ya mítico y legendario cuando los romanos empezaron a hablarnos sobre ellos. Llegaron a tener una cierta influencia en sus aguas y a desarrollar una civilización propia de la que poco sabemos. Desgraciadamente, no podemos leer sus documentos y lo que nos contaron los antiguos griegos y romanos está marcado por la distancia geográfica y/o cronológica.

Cuando los primeros griegos (eubeos) se establecen en Pitecusa (en el Golfo de Nápoles) en torno al sVIII Roma todavía no existe y toda la península itálica estaba poblada por pueblos que desconocían la escritura y que le parecieron a los helenos sumamente primitivos.

 300px-civilizacion_etrusca.png

Mapa en el que podemos ver el imperio etrusco en su máximo explendor. La principal colonia griega de la zona, Pitecusa, se encontraba en la islita que podemos observar enfrente de la también colonia griega Capua.

Pero entre estos pueblos, habría uno al norte que rápidamente comprendería los beneficios del comercio y que se convertirían en aventajados alumnos de los helenos. Los tirrenos, conocidos por los romanos como los etruscos, ganarían el suficiente respeto por parte de los griegos como para darle su nombre al mar que les rodeaba.

No sabemos casi nada sobre el pueblo etrusco. Tenemos algunos documentos escritos por ellos, pero hace ya muchos siglos que nadie puede comprender su idioma, un idioma que ni si quiera es indoeuropeo (la gran familia lingüístico de la que proceden la mayoría de las lenguas europeas)

Los romanos nos cuentan que era un pueblo de gran cultura y riqueza, formado por personas que vivían de cara al placer. Desgraciadamente, los romanos que nos lo contaron nacieron siglos después de la destrucción de la cultura etrusca, y parece seguro que lo que nos narran no es más que la versión idealizada de una cultura legendaria. Una cultura que a los primitivos romanos debió parecerle el culmen de la sofistificación.

Yendo a lo que parece más seguro, sabemos que los eubeos se establecen en Pytecusa (Ischia) en el sVIII, pero no sabemos casi nada sobre lo que hicieron más allá de ser evidente que sus barcos recorrían todo el mar que actualmente todavía llamamos Tirreno. Por lo que sabemos de otros lugares donde los helenos se establecieron más recientemente (y, por lo tanto, conocemos mejor), los griegos únicamente extenderían sus actividades por la costa, y serían los propios pueblos nativos los que llevarían sus mercancías hacia el interior. Resulta verosimil pensar que los etruscos jugarían este papel, y que así iniciarían su ascenso.

Eran los etruscos un pueblo establecido en varias ciudades-estado muy celosas de su independencia, imitando el modelo griego. Pero que establecieron una alianza (la federación etrusca) que probablemente naciera de su necesidad de equilibrar la superioridad helena.

En algún momento, los tirrenos le cogerían el gustillo a eso del comercio y empezarían a construir sus propios barcos y a iniciar la construcción de su propio imperio comercial. Y no debió dárseles mal, cuando los griegos insisten en que eran unos malditos y malvados piratas (honor que los helenos tan sólo dedican con más profusión a los fenicios).

La cumbre de su poderío debió llegar apartir del 537 aC , tras la batalla de Alalia (Córcega). En esta batalla, los griegos consiguieron derrotar a una coalición cartaginesa y etrusca, pero perdieron tantos barcos en esta victoria que los etruscos, desde entonces, serían los amos del mar Tirreno. Esto no debió gustar mucho a sus aliados cartagineses, que pasan a convertirse en sus rivales.

Pero también por esos tiempos surgió una amenaza para la coalición etrusca. En torno al 510 aC, 27 años después de la batalla de Alalia, es fundada la ciudad de Roma en el extremo sur del dominio etrusco, entre unos pueblos que se denominaban latinos y que se encontraban bajo un inseguro dominio etrusco. No es bien conocida la influencia etrusca sobre la Roma recién fundada, pero es claro que esta fue considerable. Probablemente sus tres últimos reyes fueran etruscos, y quizás la expulsión del último esconda una revuelta contra los etruscos.

Aquella Roma consiguió una cierta riqueza gracias a sus cercanas salinas (en un mundo sin congeladores ni latas de conserva, la sal es la única forma de conservar carnes y pescados, y por lo tanto un preciado recurso) Además, aquella Roma empezó pronto a construir su propia flota (flota que acabarían abandonando tras acabar con los etruscos, Roma no volvería a tener una flota digna de tal nombre hasta siglos después). Roma lideraría una revuleta latina contra los etruscos y construir una confederación en el Lazio semejante a la de sus vecinos del norte.

Roma apareció desde el principio como una amenaza para los etruscos. Una amenaza pequeña, reconozcámoslo, una pequeña molestia para los poderosos tirrenos. Pero una molestia capaz de firmar una alianza con los cartagineses y capaz de mantener constantes guerras contra la cercana ciudad de Veyes, frontera sur de la federación etrusca.

Al continuo enfrentamiento contra griegos, cartagineses y romanos, los etruscos tuvieron que añadir una amenaza imprevista cuando los Galos invadieron el norte de Italia. Los celtas del norte arrasaron toda la etruria y llegaron a conquistar la misma Roma (nadie más repetiría tal azaña hasta el sV).

Los romanos se vieron beneficiados por su posición geográfica al sur de los etruscos que, enseguida empezaron una guerra de liberación contra los invasores galos. Cuando por fin estos fueron empujados hacia el Valle del Po, Roma aparecía ahora como la potencia predominante de la Italia central.

Debilitados por los años de ocupación gala, los etruscos se encontraron con una presencia mucho más fuerte de los cartagineses en sus costas y con una ambiciosa Roma. Esta última acabaría finiquitando la historia de la cultura etrusca, iniciando un ascenso que no finalizaría hasta alcanzar el dominio de todo el Mediterraneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: