El amor en la Edad de Piedra

6 febrero 09

amor-preh2jpg

Cartelera de Historia utiliza esta emotiva y preciosa imagen como foco de inspiración para un curioso artículo sobre los sentimientos afectivos (no sólo amorosos) en la prehistoria. Lógicamente, son muy pocas las evidencias que tenemos sobre este tema, pero alguna hay. El artículo se llama El amor en la Edad de Piedra y me ha parecido muy interesante.

[EDITADO: La misma autora del blog me chiva que la imagen corresponde a un yacimiento neolítico cercano a Mantua (Italia), no a la famosa gruta Grimaldi como había indicado yo erroneamente]


Los primeros europeos no descendían de Adán

31 octubre 07

El Hombre de Neanderthal parece ser la única especie inteligente originaria de Europa. Se podría decir que ellos fueron los europeos originales, los nativos del continente.

Un estudio basado en ADN ha servido para demostrar a las claras que el hombre de Neanderthal no pertenecía a la misma especie que nosotros. Leo la noticia en Público, donde he descubierto que el Doctor Fortea estaba implicado en la investigación. Me alegro sinceramente por él, tengo el placer de haber hablado con él en varias ocasiones (aunque seguramente él no se acuerde de mi) y es uno de los mayores expertos sobre hombres de Nanderthal del planeta.

exterior_800.jpg

El yacimiento de El Sidrón, cuya excavación fue dirigida por el doctor Fortea, ha proporcionado parte del ADN utilizado en el estudio.

La noticia me ha sorprendido un poco porque es un hombre algo mayor al que no me imaginaba yo manipulando ADN :). Pero tengo que reconocer que siempre aspiraba a utilizar las últimas tecnologías a su alcance. Me consta que para ello nunca tuvo ningún complejo en unirse a investigadores mucho más jóvenes a los que elegía por su capacidad. Realizaba de esta manera una curiosa simbiosis en la que él ponía su experiencia y su prestigio (capacidad para conseguir subvenciones) y ellos sus conocimientos en nuevas tecnologías. Una fructífera relación de la que muchos catedráticos podrían aprender y que, aquí lo vemos, da buenos resultados.

Desde hace 230.000 años hasta hace unos 29.000, el Hombre de Neanderthal o Homo Sapiens Neanderthalensis ocupó una vasta franja que incluye la mayoría de Europa y una buena porción de Asia hasta Asía Central (existe incluso la posibilidad de llegaran más allá). Probablemente fuera la primera criatura inteligente que habitara muchas de estas regiones, entendiendo como “inteligente” la capacidad para crear su propia cultura.

La inteligencia del Hombre de Neanderthal, en realidad, nunca ha sido puesta en duda. Realizaba complejos rituales funerarios, decoraban sus utensilios con símbolos mágicos y existen indicios de que también se decoraban el cuerpo. Además, cocinaban su comida y eran capaces de realizar herramientas en algunos casos ciertamente sofisticadas como agujas de coser o anzuelos que sólo se distinguen de las actuales en el material con que están hechas.

88343.jpg

Los hombres de Neanderthal realizaban enterramientos complejos, en los que solía incluirse herramientas y ajuares que, quizás, creyeran que pudieran serle útiles al difunto para sobrevivir en la otra vida. En el Museo Arqueológico de Oviedo se puede contemplar, colocado tal y como fue hallado, un Hombre de Neanderthal con su ajuar encontrado en la cueva de Los Azules y que fue el primer homínido desenterrado en España.

La misma investigación ha servido también para demostrar que los hombres de neanderthal eran capaces de hablar (algo que, por otra parte, ya nos imaginabamos) y que al menos los investigados eran de piel blanca y pelirrojos (yo siempre me los había imaginado morenos, mira tú :). Pero, a falta de que acaben de contarnos todo lo que han descubierto, de momento el descubrimiento más importante ha sido la demostración de que nosotros no tenemos ADN neanderthal.

neanderthal.jpg

De piel blanca y pelo pelirrojo, así son todos los neanderthales cuyo ADN ha podido ser estudiado hasta el momento. Ambos rasgos son, en la raza humana, típicos de pueblos habituados a vivir al norte, en territorios con pocas horas de sol y que requieren adaptaciones para que la piel pueda recoger la mayor cantidad de luz posible. Los neanderthales, sin embargo, no vivían tan al norte aunque sí en territorios muy fríos.

El Hombre de Neanderthal se extinguió hace unos 29.000 años, posiblemente a causa de la llegada de una nueva raza humana, el Hombre de Cromagnon (Homo Sapiens Sapiens), del que nosotros descendemos. La hipótesis fácil es la de suponer que nuestros antepasados aniquilaron y/o arrinconaron a los neanderthales hasta su desaparición, pero también existía la posibilidad de que el Hombre de Neanderthal en realidad no fuera una especie distinta sino otra raza humana que acabó mestizándose con los recién llegados. En otras palabras, si nuestra relación con ellos era la misma que tiene un perro y un gato (distintas especies) o un entre un perro y un lobo (distintas razas), si lo que nos separa de ellos es lo mismo que a un europeo le separa de un asiático o algo más. Parece ser que sí, algo más.

Del hecho de que no tengamos ni rastro de ADN Neanderthal se deduce que, efectivamente, se trataba de especies distintas ya que en caso contrario, entre los miles de años de convivencia necesariamente debería haberse producido mestizaje. Biológicamente, se distingue especies según su capacidad para producir descendencia fértil. Si dos animales pueden procrear son de la misma especie, por muy distintos que parezcan (fíjese las distintas razas de perros). Todas las razas humanas (amerindias, europeas, africanas, asiáticas…) pertenecemos a la misma especie porque, aunque podamos ser bastante distintos físicamente, todos podemos procrear unos con otros.

Gracias a esta investigación ahora sabemos que otro tipo de animal distinto a nosotros también ha sido capaz de inventar su propia tecnología y, seguramente, habría sido capaz de desarrollar sus propias civilizaciones si les hubieramos permitido hacerlo. Un nuevo golpe al antropocentrismo, y al creacionismo.

Sigue quedando en pie el gran misterio sobre la extinción de los Neanderthales. Es claro que se vieron perjudicados por el gran cambio climático que finalizó la última glaciación, siendo como eran personas muy adaptadas al frío. Sin embargo, su inteligencia debió haberles permitido adaptarse a los cambios y, en todo caso, existen tierras cercanas a las que ellos habitaron con unas condiciones semejantes, como Escandinavia o Siberia. ¿Por qué no sobrevivieron simplemente trasladándose al norte?

Hace unos 40.000 años, el hombre de Cromagnon entró en Europa, probablemente desde Oriente Medio. Era el Hombre de Cromagnon un Homo Sapiens Sapiens, con diferencias muy pequeñas con respecto a nosotros, no mayores a las que se puede encontrar entre un europeo y un africano. Desde luego, si un hombre de cromagnon viviera en nuestros tiempos, podría procrear con nosotros. Eran nuestros antepasados y pertenecían a nuestra misma especie.

Por lo tanto, durante unos 10.000 años, ambas especies convivieron en el mismo ambiente y, da la sensación, los cromagnones invadieron el mundo neanderthal hasta acabar con ellos.

Bien, aceptemos esta hipótesis como la más probable, sólo nos queda la pregunta ¿por qué vencieron los cromagnones? ¿qué tenían nuestros antepasados que les dio ventaja?

¿Eran más inteligentes? pues quien sabe, a lo mejor sí que lo eran. En cualquier caso, debemos destacar que el hombre de neanderthal tenía una capacidad craneal superior a la nuestra (su cerebro era más grande), si bien también es cierto que su cuerpo en general era más grande.

En cualquier caso, el tamaño del cerebro no nos sirve para determinar si una criatura es más inteligente que otra ya que depende de como esté organizado y eso, de momento, no lo sabemos. En general, los hombres tenemos un cerebro mayor que las mujeres, y las personas más altas tienden a tener un cerebro más grande que las personas más bajas. Y nadie puede suponer que los hombres sean más inteligentes que las mujeres ni los altos que los bajos.
¿Eran los neanderthales menos violentos? No parece probable teniendo en cuenta que eran principalmente cazadores, además sabemos que alguno de ellos practicó el canibalismo, lo que podría ser un indicio de que eran tan violentos como nosotros.

buruezur6.jpg

El cráneo de un Neanderthal varón típico revela un cerebro que ocupaba unos 1.500 centímetros cúbicos (nuestra media está en torno a 1.300) si bien se conocen ejemplares que incluso superaban los 1.700.

¿Tenían los invasores cromagnon una tecnología superior? Una teoría muy extendida, para mi sorpresa. Efectivamente, las herramientas que solemos encontrar junto a los hombres de cromagnon suelen ser más sofisticadas… Pero también es cierto que generalmente en yacimientos mucho más recientes que aquellos en los que encontramos neanderthales.

A lo largo de la historia, hemos visto como pueblos con una tecnología superior eran capaces de destruir culturas milenarias. Pero siempre contando con la ventaja de una tecnología muy lejana. Para los indígenas americanos o africanos era muy complicado producir sus propias armas de fuego pero… ¿se encontró ante un problema semejante el hombre de Neanderthal?

Suponiendo que, efectivamente, los cromagnon llegaron con una tecnología superior esta tecnología seguía basada en el tallado de piedras y hueso. Los metales no sólo estaban lejos todavía de ser “domesticados” sino que, incluso, todavía le costaría al hombre llegar a la cima en su trabajo con la piedra. ¿Tan difícil les resultaría a los neanderthales copiar unas técnicas no mucho más avanzadas que las suyas? ¿incluso en diez mil años? personalmente me parece que no debió ser así.

¿Quizás exista alguna ventaja competitiva de tipo biológico que se nos esté escapando? Alguna ventaja tenían que tener los hombres de cromagnon sobre los neanderthales, claro está. Creo que podemos descartar la ventaja tecnológica, así que sólo podría ser una ventaja intelectual (ver más arriba) o biológica. En esta segunda línea, se ha especulado con la posibilidad de que los neanderthal sufrieran una natalidad más baja. Por ejemplo, a causa de mayores dificultades en el parto (a causa de su voluminoso cráneo, ver más arriba).

Una reproducción más rápida podría darle una ventaja decisiva a los hombres de cromagnon en un plazo de tiempo tan largo como el que estamos hablando, los neanderthales podrían rechazarles en infinidad de ocasiones pero estos siempre acabarían volviendo. Su victoria final sólo era cuestión de tiempo.

neanderthal2.jpg 149457.jpg

A un primer golpe de vista, la forma del cráneo de un neanderthal nos da una sensación bastante primitiva, pero no debemos confundir distintas líneas evolutivas con una mayor o menor inteligencia. Destaca ante todo que los neanderthales tenían una mandíbula mucho más poderosa que la nuestra algo que, quizás, no esté relacionado con su tipo de alimentación. Estudios en su dentadura han llevado a la hipótesis de que los neanderthales masticaran el cuero que utilizaban para realizaban sus vestiduras con la intención de ablandarlo. Gran cantidad de las rugosidades que tiene su cráneo y que tanto destacan están relacionadas con la necesidad de servir de agarre a unos poderosos músculos masticadores. Tenían además una nariz muy chata y aplanada, lo que se ha relacionado con la necesidad de calentar mejor en las fosas nasales el aire frío. Aunque el hombre del dibujo mantiene la mirada al frente, el estudio sobre su columna vertebral demuestra que en realidad los neanderthales caminaban con la cabeza gacha, para así aprovechar el aire un poco más caliente que está en contacto con su pecho. Esta es también la explicación de lo abultado y levantado de sus arcos superciliares (cejas), en la necesidad de no obstaculizar la visión. Por último, el otro gran rasgo distintivo del cráneo de un neanderthal es la llamada “frente huidiza”, una frente sensiblemente más corta que la nuestra. Su existencia probablemente también esté relacionada con el frío, al darle a la cabeza agachada una mayor aerodinámica y, por lo tanto, menor exposición al viento. Todos estos rasgos son, por lo tanto, puramente adaptativos y no tienen ninguna relación con la inteligencia de los neanderthales.

Y así, los hombres de Neanderthal desaparecieron de Europa y de la conciencia del hombre hasta que 19.000 años después nos hemos vuelto a encontrar con ellos. ¿O no fue así? Una teoría atractiva aunque poco probable insiste en ligar a los hombres de neanderthal con antiguas leyendas comunes a todos los pueblos de europa en la que aparecen trolls, hombres del bosque, ogros… humanoides grandes, peludos, fuertes y feroces… ¿Un lejano recuerdo de aquellas luchas en las que nuestros antepasados realizaron el primer genocidio del que tenemos noticia?


El Cantar de los cantares, el libro más erótico de la Biblia

6 febrero 07

Tengo una edición de la Biblia estupenda. De esas repleta de notas a pie de página en la que se nos explica como debe un buen católico interpretar los puntos más confusos. En las notas se citan profusamente a San Jerónimo, a San Agustín y a otros muchos Padres de la Iglesia, y yo que soy un friqui del pensamiento medieval, disfruto como un enano :).

Uno va leyendo los distintos libros de la Biblia y va encontrando comentarios más o menos curiosos e interpretaciones más o menos forzadas. Pero ¿qué pasa cuando se llega al Cantar de los cantares, un libro de marcado caracter erótico?

El Cantar de los cantares es, seguramente, una serie de canciones pícaras, de caracter festivo, probablemente pensadas para cantarse en las bodas. En todo el mundo, existen infinidad de ejemplos de canciones de boda subiditas de tono, sin ir más lejos, es el caso de muchas comunidades judías de la actualidad.

De la misma forma que otros muchos libros de la Biblia, el Cantar de los cantares debió ser incluido como libro sagrado a causa de su antigüedad y de su belleza formal, en tiempos más tolerantes de lo que luego fue el judaísmo.

Pero eso es lo que piensa un impío, un hereje blasfemo como yo. Un buen católico, en realidad, debe pensar otra cosa. Así vemos, en la Biblia que yo tengo (tradución de la vulgata y comentarios a cargo de Félix Torres Amat) que el habitual parrafillo de introducción a los demás libros se convierte en esta ocasión en dos páginas y media. Básicamente, se muestra el amor entre Jesucristo (él) y su Iglesia (ella).

En contra de lo habitual, voy a intentar ser imparcial en este tema. A continuación tendréis algunos fragmentos del Cantar de los cantares y la explicación que de ella realizan los sabios católicos. Las conclusiones, os las dejo a vosotros 🙂

Cantar de los Cantares, I, 11-12

11-Mientras estaba el rey recostado en su asiento, mi nardo precioso difundió su fragancia.

12- Manojito de mirra es para mí el amado mío: entre mis pechos quedará.

COMENTARIO: Agradecimiento de la Iglesia: favores que recibe de Jesucristo; y cómo anhela complacerle.

Cantar de los Cantares, II, 3-6

3- Como el manzano entre árboles silvestres y estériles, así es mi amado entre los hijos de los hombres. Sentéme a la sombra del que tanto había yo deseado, y su fruto es muy dulce al paladar mío.

4-Introdújome en la pieza en que tiene el vino más exquisito, y ordenó en mí el amor.

5-¡Ea! confortadme con flores aromáticas fortalecedme con olorosas manzanas, porque desfallezco de amor:

6-Pero mi esposo pondrá su mano izquierda debajo de mi cabeza, y con su diestra me abrazará.

COMENTARIO: Amabilidad de Jesucristo y de su Esposa la Iglesia. Alabanzas y favores que esta recibe de él.

Cantar de los cantares, IV, 1-11

1-¡Qué hermosa eres, amiga mía, qué hermosa eres! Como de paloma, así son vivos y brillantes tus ojos, además de lo que dentro se oculta. Tus cabellos dorados y finos, como el pelo de los rebaños de cabras que vienen del monte Galaad.

2-Tus dientes blancos y bien unidos como hatos de ovejas trasquiladas, acabadas de lavar, todas con dobles crías, sin que haya entre ellas una estéril.

3-Como cinta de escarlata tus labios, dulce tu hablar y sonoro. Como cacho o roja corteza de granada, tales son tus mejillas, además de lo que dentro se oculta.

4-Tu cuello es recto y airoso como la torre de David, ceñida de baluartes, la cual cuelgan ml escudos, arneses de los valientes.

5-Tus dos pechos son como dos gamos mellizos, que están paciendo entre blancas azucenas.

6-Hasta el caer del día, y el declinar de las sombras. Subiré a buscarte al monte de la mirra y al collado del incieso.

7-Toda tú eres hermosa, amiga mía, no hay defecto alguno en ti.

8-Ven, desciende del Líbano, esposa mía, vente del Líbano; ven, y serás coronada; ven de la cima del monte Amana, de las cumbres del Sanir y del Hermón, d eesos lugares guaridad de leones, de esos montes morada de leopardos.

9-Tú heriste mi corazón, oh hermana mía, esposa amada, heriste mi corazón con una sola mirada tuya, con una trenza de tu cuello.

10-¡Cuán bellos son tus amores, hermana mía esposa!; más agradables son que el vino exquisito; y la fragancia de tus perfumes o vestidos excede a todos los aromas.

11-Son tus labios, oh esposa mía, un palanl que destila miel; miel y leche tienes debajo de la lengua; y es el olor de tus vestidos como olor de suavísimo incieso.

COMENTARIO:Declarando Jesucristo las gracias que ha puesto en su esposa la Iglesia, manifiesta el entrañable amor que le tiene.

Cantar de los cantares, IV, 12-16

12-Huerto cerrado eres, hermana mía esposa, huerto cerrado, fuente sellada.

13-Tus renuevos, o plantas de ese huerto, forman un vergel delicioso de granados, con frutos dulces como de manzanos: son cipros como nardos,

14-nardo y azafrán, caña aromática, y cinamomo, con todos los árboles odoríferos del Líbano; la mirra y el áloe con todos los aromas más exquisitos.

15-Tú, la fuente de los huertos, el pozo de aguas vivas, que bajan con ímpetu del monte Líbano.

16-Retírate, ¡oh Aquilón, y ven tú, oh viento Austro!, a soplar en todo mi huerto, y espárzanse sus aromas por todo el mundo.

COMENTARIO: Jesucristo es un Dios celoso del corazón de las almas, que quiere consagren a él todas sus acciones.

Mi favorito:

Cantar de los cantares V, 1-4

1-Venga, pues, mi amado a su huerto y coma del fruto de sus manzanos. Esposo: […] cogido he ya la mirra con mis aromas; y he comido el panal con la miel; bebido he vino con mi leche. […]

2-Dormía yo, y estaba mi corazón velando; y he aquí la voz de mi amado, que llama, y dice: Abreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, mi inmaculada y purísima: porque está llena de rocía mi cabeza, y del relente de la noche mis cabellos.

[…]

3-Entonces mi amado metió su mano por la ventanilla de la puerta probando si la abriría, y a este ruido que hizo, se conmovió mi corazón.

4-Levantéme luego para abrir a mi amado, destilando mirra mis manos, y estnado llenos de mirra selectísima mis dedos.

COMENTARIO: Anhelo de la Iglesia por recibir a Jesucristo y por verle recoger los frutos que ella produce. Bondad de Jesucristo en llamar a las almas e infelicidad de las que rehusan abrir la puerta del corazón cuando él llama.

Cantar de los cantares, VII, 1-3

1-[…] ¡Oh hermosa Princesa, y con qué gracia andan esos tus pies colocados en tan rico calzado! La juntura de tus muslos son como goznes, o charnelas, labrados de mano maestra.

2-Es ese tu seno cual taza hecha a torno, qu enunca está exhausta de preciosos licores. Tu vientre como montoncito de trigo, cercado de azucenas.

3-Como dos cervatillos mellizos son tus dos pechos. […]

COMENTARIO: no lo hay para estos tres versículos.

Cantar de los cantares, VIII, 1-3

1-¡Oh quién me diera, hermano mío, que tú fueses como un niño que está mamando a los pechos d emi madre, para poder besarte, aunque te halle fuera o en la calle, con loq ue nadie me desdeñaría!

2-Yo te tomaría, y te llevaría a la casa de mi madre; Allí me enseñarías y harías ver tus gracias; y yo te daría a beber del vino compuesto, y del licor nuevo de mis granadas.

3-Mas he aquí a mi esposo, que pondrá su izquierda bajo mi cabeza, y con la derecha me abrazará.

COMENTARIO: Amor de la Iglesia a Jesucristo.

MÁS SOBRE RELIGIÓN JUDEO-CRISTIANA

La piedad y las tetas de la virgen

La Septuaginta, la milagrosa biblia de los 72 traductores.

Y a todo esto… ¿por qué Roma?

La tumba de Jesus de Nazareth (según James Cameron)

Cómo mola el “Dios de amor”, tú!


Los grandes mitos celtas y su influencia en la literatura

8 enero 07

AUTOR: Ramón Sainero

EDITORIAL: Edicomunicación

COLECCIÓN: Olimpo

Si llevo un par de semanas hablando sobre temas célticos es, en gran parte, a causa de este libro 🙂

El autor hace un recorrido por lo desesperantemente poco conocido sobre la literatura céltica y lo mucho que esta ha influido sobre literaturas medievales, modernas y contemporáneas. Para ello, empieza describiéndonos los tres grandes ciclos de literatura céltica: el Ciclo del Ulster, el Ciclo Ossiánico y el Ciclo Artúrico.

El primero se basa principalmente en el héroe Cuchulain, hijo del dios Lug. Son mitos profundamente paganos, en los que la moral católica todavía no da muestras de aparecer y donde Cuchulain se enfrenta a hechiceros malvados, terribles monstruos y fuerzas de la naturaleza (llega incluso a enfrentarse al mismísimo mar). Personalmente me resulta evidente que nuestro más conocido Conan de Howard le debe mucho a Cuchulain.

El segundo ciclo recibe el nombre de Ossian, el bardo legendario que cantaría las aventuras de su padre, Finn y sus huestes, los Fianna. Se trata de unos mitos a caballo entre dos mundos. La magia se vuelve más extraña, y siempre en manos de malvados. Aparece el cristianismo y aunque Finn se opone a él, acaba venciendo. Existe incluso un imposible debate entre el héroe celta y el teólogo San Isidoro de Sevilla.

Por último, el ciclo artúrico, sin duda el más conocido y el que más influencia ha tenido sobre la literatura posterior nos narra las aventuras y desventuras del Rey Arturo y de sus perfectamente cristianos caballeros de la tabla redonda.

Después de ello, llega la parte más interesante del libro, al repasar el autor, país por país, la influencia de los mitos en las distintas literaturas, tanto en gaélico como en las distintas lenguas nacionales. Nos hace un repaso por los autores más importantes de influencia céltica por Irlanda, Escocia, Gales, Cornualles, Inglaterra, Francia y España.

El libro trata todos estos temas con gran seriedad y rigor. Una lectura muy interesante.

MÁS SOBRE EL CELTISMO

Canto de Aimirgín. La poesía anterior a la rima.

El arco atlántico en la Prehistoria

El cuento del Grial, por Chretién de Troyes

Chrétien de Troyes

ÉPICA EN OTROS PAÍSES

El Rey Arturo de los ashanti

POESÍA EN GENERAL

Poesía desde el campo de concentración

Safo, la primera de las décimas musas

Laustic (el ruiseñor)


Canto de Aimirgín. La poesía anterior a la rima

28 diciembre 06

El artículo que publiqué ayer sobre el Arco Atlántico me recordó un tema del que quería hablar hace tiempo. El poema más antiguo que conozco, no por fechas (seguramente los poemas homéricos sean anteriores) sino estilísticamente. Un poema tan primitivo que es anterior incluso a la invención de la rima.

Pero empecemos por el principio. Se trata del Canto Aimirgín. Aimirgín era, supuestamente, uno de los hijos de Mil, nieto a su vez de Breogán, rey legendario del norte de España (probablemente La Coruña). Mil y sus hijos habrían acudido a Irlanda para vengar una muerte familiar, y después de infinidad de complicaciones, acabarían conquistando todo el país. Hay quien ve en este mito una parábola de la llegada de los celtas a la isla.

Una de las muchas dificultades que debieron superar los invasores fue una tempestad mágica invocada por los tuatha de Dana. Aimirgín entonó entonces el siguiente canto, que fue capaz de calmar a los vientos.

Canto de Aimirgín (tradución de Ramón Sainero)

Yo invoco [ruego] a la noble Irlanda,

el este de la gran playa del fértil mar,

fértiles montañas trepadas,

continuos bosques de niebla,

niebla de las cascadas,

cascadas de lagos en la bahía

bahía del pozo de la colina

pozo de tribus unidas,

unión de reyes Temair,

Temair colina de tribus,

tribus de los hijos de Mil.

Mil el de los grandes barcos,

grande la sublime Irlanda,

la muy pálida y grande Irlanda,

un encantamiento de gran audacia:

la gran audacia de las mujeres de Breise,

de Breise, mujeres de Buaigne;

fue ella su morada, Irlanda,

tomada pro ti, Eremon,

Ir, Eber la invocan.

Yo invoco la tierra de Irlanda.

Pero, a lo que vamos, miremos su texto en el gaélico original. Recomiendo al lector que lo lea en voz alta:

Ailiu iath nErend

Ermach muir mothuch,

mothach sliabh sreathach

srethach coil ciothoch

ciothach ab essach,

eassach loch lionnmar,

lindmar tor tiopra,

tiopra tuath oenaigh,

aenach righ Temra,

Teamair tor tuatha,

tuatha mac Miled,

Miledh long, libern,

libern, ard, Ere,

Ere ard, diclass,

dichetal rogaeth:

ro gaes ban Breisi,

Breisi, ban Buaigni;

be adbal Ere,

Eremhón ortus,

Ir, Ebir ailsius.

Ailiu iath nErenn.

Es fácil notar que carece de rima y que esta viene a ser sustituida por un ritmo muy básico creado a base de aliteraciones. El ritmo entero es bastante tosco, da la sensación de haber sido creado por una persona con innegable capacidad rítmica pero nula formación poética…

Los poemas más antiguos que conocemos de la antigüedad tienen una estructura bastante marcada. Una estructura muy simple, normalmente a base de versos libres intercalados con rimas asonantes, pero estructura al fin y al cabo. ¿Es posible que fuera así la primera poesía? ¿no resulta extraño que se inventara y se impusiera una estructura formal desde el principio de los tiempos?

Yo creo que resulta más fácil pensar que la poesía estructurada fuera un invento, y no precisamente un invento de primera hora. Antes debió existir un ritmo “de oído”, un ritmo improvisado mucho más complicado de realizar. Estos ritmos arcaicos debieron ser sustituidos por la rima al ser esta una herramienta mucho más eficaz y sencilla a la hora de crear poesía.

Voy más allá. Esta poesía primitiva de la cual el Canto de Aimirgín posiblemente sea representante no debe marcar los inicios de la poesía. La poesía probablemente sea tan sólo un poquito más moderna que el lenguaje y, por lo tanto, el Canto de Aimirgín es muy probable que sea el resultado de cientos de miles de años de evolución. Desgraciadamente, dudo mucho que algún día podamos conocer ninguno de estos poemas prehistóricos.

MÁS SOBRE EL CELTISMO

El Arco atlántico en la Prehistoria

Los grandes mitos celtas y su influencia en la literatura

MÁS SOBRE POESÍA MEDIEVAL

Laustic (el ruiseñor)

Chrétien de Troyes.

El cuento del Grial. Por Chrétien de Troyes. La reinvención de la épica.

ÉPICA EN OTROS PAÍSES

El Rey Arturo de los ashanti

POESÍA EN GENERAL

Poesía desde el campo de concentración

Safo, la primera de las décimas musas


El arco atlántico en la Prehistoria

27 diciembre 06

Los grandes obstáculos geográficos suelen tener una gran influencia sobre las culturas. A veces separando unas de otras, a veces uniéndolas. Así por ejemplo, el Río Danubio fue una de las más famosas fronteras que separaban al Imperio Romano de los distintos pueblos bárbaros, pero es menos conocido que un milenio antes, ese mismo río había servido como aglutinante de una importante cultura neolítica. Podemos decir algo parecido de los Pirineos, tradicional frontera entre España y Francia que fue en sus tiempos el núcleo de los pueblos vascones o el Mediterráneo, mar que servía para unificar el mundo Romano y gran barrera que separa el mundo islámico del europeo en la actualidad.

Algo semejante pudo haberle sucedido al llamado Arco Atlántico. Las aguas que bañan las costas desde Galicia hasta Escocia pudieron haber servido como elemento integrador de los pueblos que las habitaban ya desde el último periodo prehistórico. Pero… ¿existe la posibilidad de que aquellos pueblos pudieran enfrentarse regularmente a las duras aguas del Mar Cantábrico o del Canal de la Mancha? no hablamos de un viaje esporádico, que es bastante posible, sino rutas comerciales permanentes que pudieran asegurar un sólido lazo cultural. Sin atreverme a negarlo, que desde luego no tengo motivos suficientes para hacerlo, tengo mis dudas al respecto.

A la hora de enfrentarnos a este debate, nos encontramos con que se haya fuertemente viciado por nacionalismos de distinto signo. En este artículo intentaremos abstraernos de ella, aunque no sé hasta que punto será posible.

Hoy en día, perduran unas similitudes evidentes entre los folcklores gallego, asturiano, cantabro, bretón, gales, escocés e irlandés. Las que ahora son conocidas como “naciones celtas” (a las que pueden añadirse otros lugares también del Arco Atlántico, como Cantabria o Cornualles)

Existen abundantes estudios que relacionan leyendas muy semejantes a lo largo de las zonas mencionadas. También son comunes los símbolos de caracter solar como las esvásticas y una abundante toponimia que responde a deidades célticas como Lug o Avia.

Pero ¿demuestra esto que existiera un comercio estable en el Arco Atlántico en tiempos prehistóricos? A ser sinceros, a mi me sorprendería que efectivamente fuera así. Creo que estos rasgos pueden explicarse por dos motivos:

*Costumbres celtas en general. Sólo desde posturas fanáticamente españolistas se ha defendido que el norte penínsular no fue poblado por celtas. Los celtas extendieron su influencia no sólo por todo el Arco Atlántico sino también por tres cuartos de la actual Europa. No es extraño que la toponimia refleje su influencia y entra entre lo curioso pero no sorprendente que puedan existir rasgos folcklóricos que hayan sobrevivido tanto tiempo.

  • El Camino de Santiago. Tuvo una grandísima trascendencia sobre el Norte de España, introduciendo una gran cantidad de leyendas europeas (es probable que sea el caso de la Santa Compaña, por ejemplo).

Cabe preguntarse porqué estos rasgos culturales sobrevivirían en las zonas del Arco Atlántico y no en otras regiones afectadas por la influencia céltica y por el Camino de Santiago. Vaya casualidad ¿verdad? yo creo que sí, que fue casualidad. Estas regiones comparten en común el hecho de ser zonas alejadas y de dificil acceso. Sabemos por ejemplo que la Asturias medieval tenía mucha más relación con la población de La Rochelle que con la Bretaña francesa, y sin embargo los rasgos culturales “célticos” no se han mantenido con tanta fuerza allí.

Yo creo que la mayoría de características de las “naciones celtas” de los que se habla son muchas de origen celta, otros muchos de origen medieval y que se han mentenido en las regiones más aisladas. Es el caso claro de la gaita, por ejemplo, instrumento medieval que también es habitual en estas zonas.

Existen otros argumentos que creo necesario comentar:

  • Los descendientes de Breogán: El llamado Libro de las conquistas, libro escrito por un monje irlandés en el sXI nos narra una curiosa leyenda según la cual un rey céltico de un lugar del norte de España (posiblemente La Coruña) invadió Irlanda. Desgraciadamente, esta es la única mención que tenemos sobre esa posible invasión, así que ni se puede refutar ni confirmar. Yo creo que es bastante posible que fuera cierta (no la leyenda, evidentemente, sino que esta se base en una invasión hispánica real) pero no veo que ello confirme la existencia de un comercio estable en el Arco Atlántico. La historia antigua está repleta de invasiones y sorpresivos movimientos de población sin necesidad de utilizar rutas comerciales.
  • Comercio de largo alcance en castros prerromanos: Algunos arqueólogos han afirmado rotundamente que han encontrado evidencias de tal comercio, pero los casos que yo conozco no me parecen ni mucho menos tan evidentes. Así por ejemplo, en el castro situado en la Campa Torres, junto a Gijón, apareció un vaso fenicio y una abundante utilitaria metalúrgica. Esto sirvió a los arqueólogos para afirmar que existía un comercio de exportación de un supuesto excedente metalúrgico. Pero la abundante utilitaria metalúrgica es una constante en los castros astures que nos hacen pensar que cada familia hacía sus propias herramientas y la vasija fenicia pudo llegar por rutas de intercambio terrestres. Se conocen muchos ejemplos de comercio de este tipo en sociedades primitivas. Personalmente creo que este tipo de afirmaciones peca de excesivamente optimista.

Llegados a este punto, creo necesario indicar que sí es clara la existencia de un fuerte comercio en el Arco Atlántico apartir de los siglos IX-X. La Cornisa Cantábrica, separada abruptamente del sur de la Península por la invasión musulmana, se volvió hacia la cristiandad que se encontraba más allá del mar y estableció relaciones comerciales que perdurarían muchos siglos después, alcanzando su cénit en el sXV derrotando a la todopoderosa Hansa en el Canal de la Mancha.

Pero sinceramente, considero muy dificil que existiera una fuerte relación en el Arco Atlántico antes del sIX.

MÁS SOBRE EL CELTISMO

Canto de Aimirgín. La poesía anterior a la rima.

El cuento del Grial, por Chretién de Troyes

Los grandes mitos celtas y su influencia en la literatura

Chrétien de Troyes